hello world!

Cómo conseguí que Daniel Throssell se suscribiera a mi lista (y me mencionara en sus newsletters)

Te voy a pedir que hagas una cosa.

Una cosa muy rara (para variar).

Y esa cosa es que… me imagines bailando. Bailando en mitad del pasillo de mi casa. Bien o mal, eso lo dejo a tu criterio. 

Pero quiero que me imagines bailando. Y saltando. Y agitando los brazos. Y dando vueltas sobre mí misma como una peonza. 

Algo así:

Ehh… pero ¿qué me estás contando, Mila? Déjate de historias raras y ve al grano. ¿De verdad Throssell se ha suscrito a tu lista? ¿Va en serio?”.

Voooooooy, voy, un poco de paciencia (vaya forma de cortar el rollo…).

A ver: sí, es en serio. Daniel Throssell, coypwriter australiano y uno de los mayores referentes del mundo del email marketing, se ha convertido en mi suscriptor.

Y no solo eso, sino que también me ha mencionado en uno de sus emails diarios.

A mí.

A Mila Coco.

Que sí, que llevo ya unos años en el sector y hasta he pisado escenarios, pero tampoco soy una Joanna Wiebe (por ahora…).

Así que la pregunta más lógica es: ¿qué concho he hecho para conseguirlo?

¿Brujería?

¿Coacción?

¿Sobornarlo con whisky?

Pues no. Nada de eso (bueno, de lo último sí que hay un poquito). Lo que hice fue algo muchísimo más sencillo y, sobre todo, algo que está al alcance de todo el mundo. Literalmente.

¿No me crees?

Pues sigue leyendo, que en este post te lo cuento todo. 😉

P.D. No, lo del baile no era ninguna broma. Ocurrió. Luego te lo cuento también.

✅ El origen de toda la historia: Throssell lanza un reto para los alumnos de su curso

Te pongo en contexto.

Todo empieza cuando Daniel Throssell hace un anuncio dirigido a los alumnos de Email Celebrity, un curso de email marketing en el que explica diferentes técnicas para hacer crecer tu lista de suscriptores.

Y entre esos alumnos (lo has adivinado) estoy yo.

El anuncio era este:

anuncio throssell

Literalmente Daniel Throssell, el mismísimo Daniel Throssell, se iba a suscribir a tu lista. 

Mi cara al leerlo tuvo que ser algo parecido a esto:

Y… sí, sé lo que estás pensando ahora mismo:

Pues vaya chorrada de reto, Mila, no tiene mérito ninguno. Así cualquiera, eso es soborno GSNFJMJGQIF·$%&%$RLEFDASDSNFJMJ·$SDFHA%·SDF@ 😡😡”.

Oye, respira, que te estás poniendo rojo. 😅

Si te consuela, que sepas que el asunto tenía su truco (no nos iba a poner las cosas tan fáciles el señor Throssell).

Porque sí, él se iba a suscribir a tu lista… pero después de ese bombazo venía la letra pequeña:

condiciones reto throssell

Por si no andas muy allá con el inglés, te resumo lo importante:

Vamos, que hay que currar duro para ganarse su atención. 

Y claro, conseguir que alguien como Throssell se interese por lo que escribes no es tarea fácil.

Ya te lo imaginarás, pero eso no me echó para atrás.

Me dije: “Mila, hay que probar. Si todo va bien y se engancha a tus emails, perfecto; y si no al menos puedes presumir de que Throssell se ha suscrit seguro que aprendes algo”.

Así que muy decidida, le escribí para pedirle que entrara en mi lista. 

Ahí fue cuando me topé con el gran problema.

👉 Throssell se convierte en mi suscriptor… pero no entiende ni papa de español

Si llevas un tiempo siguiéndolo ya lo sabrás, pero Daniel Throssell es un auténtico personaje. Por muchos y muy diferentes motivos.

Y uno de ellos es que habla más idiomas que la Wikipedia.

No es broma.

Como australiano, su lengua materna es el inglés.

Pero es que encima también habla japonés fluido.

Hasta sabe algo de griego ANTIGUO (sí, sí, el que se hablaba hace 2.000 años o así). Y hebreo, y esperanto… y nosecuántos más.

De manera que pensé: “Hablando tantos idiomas seguro que algo de español también sabe, aunque sea un poco”.

Bueno, pues le escribí este email para preguntarle.

email suscripcion throssell español

Y su respuesta… te la imaginas, ¿verdad?

respuesta throssell español

Ni idea de español.

Nada. Cero. 

¿Aprender la cuarta lengua más hablada del mundo? Nahhhh, demasiado mainstream para él… 😒

Total, que de todos modos se ofreció a suscribirse a mi lista si yo quería, aunque no entendiera ni jota de mis emails.

Le mandé el enlace con mi web, él se metió y, a tientas y sin saber lo que estaba haciendo, se suscribió.

throssell suscrito
Sí, no lo digo de broma, se suscribió a ciegas.

En circunstancias normales la historia habría terminado aquí. Yo mandaría a mi lista un email con una captura de Active Campaign para demostrar que Throssell era mi suscriptor, y en paz.

Pero había dos factores fuera de lo “normal”:

Así que te sigo contando...

✅ Cómo consigo que Throssell se lea mis emails: creo una minisecuencia personalizada

Vale, ya lo había conseguido. Daniel Throssell estaba en mi lista y había empezado a recibir los emails de mi secuencia de bienvenida…

Emails que (pensaba yo) ni se estaría leyendo, porque estaban enteritos en español.

Y mientras tanto, un montón de alumnos del curso enviándole sus correos redactados en su perfectísimo inglés nativo y condenando los míos al ostracismo virtual.

Solo de pensarlo me invadió la ansiedad.

¿Qué podía hacer? ¿Resignarme y dejar pasar una oportunidad de oro como esta?

Ni en broma. 😉

Así que, después de estrujarme un poco las neuronas, se me ocurrió que podía improvisar una minisecuencia exclusiva para Throssell, con 2 emails enteritos en inglés.

Te los enseño.

👉 1. El primer email que le envío (con cagada incluida)

Te adelanto que este email lo escribí a toda leche. Necesitaba mandarle algo rápido para captar su atención. 

El email es este.

Léelo y, cuando termines, lo comentamos (de verdad, no hagas trampas y léetelo antes de seguir con el post; si no, lo que te voy a explicar ahora no tendrá ningún sentido).

¿Ya?

¿Ya lo has terminado?

Vale. Pues como ves, en el email me monto una historia bastante rocambolesca. Hasta aquí todo normal y en línea con los que suelo enviar a mi lista, salvo porque está en inglés.

Pero si sacas la lupa, verás que en el texto hay un montón de guiños para Throssell que solo alguien que sea seguidor suyo incluiría.

Por ejemplo:

Y bueno, es que prácticamente lo acabo llamando borracho. 😅

Pero más allá de todo ese fanservice (como él lo denominó), a lo largo del email utilizo varios recursos que explica en Email Copywriting Compendium, otro de sus cursos. Que se note que soy una alumna aplicada.

Y funcionó:

throssell respuesta email

Te juro que fue leer esas 12 palabras y se me iluminaron los ojos.

¿Este fue el momento Mila-bailando-saltando-y-girando-en-el-pasillo-de-su-casa?

Casi… pero aún no.

Y es que me di cuenta, demasiado tarde, de que ese email tenía un fallo. Un detallito de nada, no sé si te has dado cuenta al leerlo…

Me olvidé de meter una CTA.

Sí, lo sé. Es pa’ matarme. Pero qué quieres que te diga, con las prisas por terminar de escribirlo se me pasó por completo.

¿Lo bueno?

Que ahí estaba el segundo email al rescate.

👉 2. El segundo email

La secuencia de Active Campaign estaba configurada para que Throssell solo recibiera este segundo email si abría el primero.

Este es el email completo:

ASUNTO:

I caught you, cod

TEXTO:

In Spanish you say:

"Te he pillado, bacalao" (I caught you, cod), when you caught somebody doing something unexpected.

So, I caught you reading my last email in English (something not expected).

Anyways, I hope you liked it.

As you explained before in your Email Celebrity course, you were going to subscribe to students lists and maybe read their emails.

So I wanted to go further.

That's why I wrote you a special email in my poor English, following the recommendations of your Email Copywriting Compendium, just to try to get your attention, and...

...

...

...

... Maybe be featured in your newsletter?

🤔

Eeehhhhm...

Obviously if you do so, you would do me a great favour.

If not, that's totally okay. I mean, I learn a lot from you. It was just worth to try it.

Thanks for everything.

Mila

Como ves, es mucho más simple que el anterior. Aquí solo hago una breve mención al primer email de la secuencia y (esta vez sí) le pido que me mencione en su newsletter.

Y ahora viene lo bueno…

✅ Recompensa: Throssell me menciona en sus emails diarios

Cuando creé esta secuencia, ¿tenía alguna expectativa concreta?

¿Lo hice con la total seguridad de que Daniel Throssell iba a leerse mis emails, que le iban a gustar y encima iba a hablar de mí en su newsletter, como le pedía?

Sinceramente, no.

Ya solo con haber conseguido las dos primeras, los ojos me hacían chiribitas.

Por eso me quedé flipando cuando, al entrar en el grupo de una comunidad privada que tenemos sus alumnos, vi que había publicado un mensaje donde me mencionaba.

A mí, exclusivamente.

Este es un pedazo del mensaje por si te interesa (no te lo pongo entero porque es bastante largo).

captura-daniel-throssell-comunidad-privada

Espera, te vuelvo a poner la penúltima frase, por si no la has leído bien:

“I’m actually loving her emails. [...] I’ve been enjoying her emails and even translating them out of Spanish to read (thanks Google for making that easy).”

O sea... no solo se había apuntado a mi lista y había leído los emails en inglés que había escrito para él.

Es que encima se estaba tomando la molestia de traducir los que estaban en español (aunque miedo me da lo que habrá podido salir del traductor de Google) para poder leerlos.

😱😱😱

Y claro está, ahí no acabó la cosa.

El colofón vino cuando, unos días después, abro uno de los emails diarios de Throssell y me encuentro… esto:

mencion newsletter throssell mila

Me había mencionado en su newsletter (newsletter que leen miles de copywriters, entre ellos muchos españoles) como ejemplo de una buena secuencia de bienvenida.

Pero es que encima, unos días después volví a encontrarme otra sorpresa:

testimonio mila 2

Aquí ya directamente dice que le he IMPRESIONADO con mis emails.

Ahí fue. Ahora sí que sí.

Después de pasarme como diez minutos mirando la pantalla con cara de empanada, intentando procesar lo que estaba leyendo, de repente mi cerebro hizo “clic”. 

Y ahí empezó el momento “Mila bailando-y-girando-y-saltando-como-una-loca”.

✅ [Conclusión] Los cursos que compras te pueden servir para algo más que aprender

Ahora podría tirarme el rollo y decirte que “gracias a haber sido proactiva y no haberme rendido he conseguido mucha visibilidad y tengo mi lista a reventar de nuevos suscriptores y…”.

Pero no.

La moraleja de esta historia es otra. Una mucho más simple. Y es algo que yo llevo defendiendo desde mis inicios.

Las formaciones no solo sirven para aprender.

Si las utilizas bien, también pueden ser un medio para acercarte a los referentes de tu sector.

De hecho fue así cómo, siendo una copwriter novata, conseguí trabajar con gente de la talla de Dean Romero, Javi Pastor, Roberto Gamboa, Alejandro Novás y un largo etcétera.

Compraba sus cursos, aplicaba lo que explicaban y, sobre todo, les demostraba que tenía actitud y ganas de aprender.

Y con Throssell he hecho exactamente lo mismo.

Ya te lo dije al principio del post: esto es algo que está alcance de todo el mundo, que además te puede abrir las puertas a muchísimas oportunidades, pero que nadie (y digo NADIE) hace.

Así que ahora la decisión está en tus manos: puedes seguir haciendo lo mismo que la mayoría…

>> O puedes ir un paso por delante, comprar mi curso Email Attack y utilizarlo para acercarte a su creadora, una persona que se codea con todos esos referentes que he mencionado y algunos más. 😉

Y no es ninguna fanfarronada: hay alumnos del curso que han hecho eso mismo y han acabado con trabajo, tanto conmigo, como con otros copywriters.

Claro que para eso vas a tener que currártelo mucho y demostrarme que realmente vales.

¿Crees que tienes lo que hace falta?

Entonces entra en el enlace y acepta el reto.

👋 ¡Ey! ¿Te está gustando lo que estás viendo?

Entonces te va a gustar todavía más lo que tengo preparado para ti en mi newsletter.
Si te suscribes, te regalo una plantilla de email de venta, y además te envío un email* de lunes a jueves a las 8:08h (*y con email me refiero a correos frescos, divertidos, con muchas lecciones y con los que te lo vas a pasar pipa).

Responsable: Mila Coco Pérez, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign suscrita al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos. Puedes consultar más información acerca de tu privacidad aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2022 Mila Coco
Desarrollo por MKTN
Desarrollo personalizado de sitios web, escuelas y membresías, clic para saber cómo.
Mila Coco | Copywriting y Funnels linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram