[ASUNTO EMAIL] ✅Cómo escribir el asunto perfecto
asunto email

Cómo escribir un asunto de email infalible y lograr aumentar la tasa de apertura

¿Cómo abrirías una lata sin abrelatas?

Hay una escena en la película de El pianista donde el protagonista encuentra entre los escombros de una casa una lata de pepinillos. Lleva varias semanas sin comer, pero no es capaz de abrirla sin la herramienta adecuada.

¿Difícil, verdad?

Si hacemos un símil, el email es la lata, mientras que el asunto es el abrelatas.

O dicho de otra forma: puedes tener un buen correo, pero si no tienes un asunto llamativo y que invite a abrirlo, no te servirá de nada.

Para que esto no te suceda, te he preparado este post en el que te explico:

  • La importancia del asunto en los emails.
  • Las 5 claves para escribir el asunto «abre emails» definitivo.
  • 10 consejos para que tus asuntos sean infalibles.

¿Preparado para abrir la lata y aumentar tu tasa de apertura? Pues vamos allá.

👉 ¿Por qué es tan importante el asunto de un email?

Nada frustra más que diseñar un autoresponder con unos emails dignos de Joseph Sugarman (uno de los mejores copywriters de la historia), para que luego nadie los abra.

Te rechinan los dientes primero, para luego lanzar un hondo suspiro de tristeza.

Y te preguntas: «¿qué hago mal? ¿Por qué no se abren mis emails?«.

Ya puedes escribir un email que aporte muchísimo valor, que sea útil y en el que cuentes una historia chulísima, que si el asunto no llama la atención… poco vas a conseguir.

Y es que, según ConvinceandConvert.com, más del 35% de los usuarios deciden si abrir un email basándose únicamente en el asunto.

Es más, te aseguro que en mi caso personal, si me llega un email con un asunto soso o poco llamativo, ni me planteo abrirlo, se va directamente a la papelera.

¿Cómo evitar que esto suceda con tus correos?

Dándole caña al asunto para lograr que sea lo suficientemente bueno como para que a tus suscriptores les llame la atención. Y eso, my friend, es todo un arte. 😉

Pero tranquilo, que estoy aquí para ayudarte.

👉 Cómo escribir asuntos de email que “siempre” funcionan

“Aish, que no se me ocurre nada y tengo que mandar este email ya”.

Las prisas son malas amigas de la creatividad, por eso es bueno que tengas controladas varias fórmulas de escribir asuntos que siempre funcionan. 

Por eso, aquí te dejo 6 tipos de asuntos que te serán muy útiles cuando las musas te abandonen (aunque ya sabes lo que dijo Picasso “que la inspiración me pille trabajando). 😉

✅ 1. Tutorial + beneficios = email abierto

Empiezo con un clásico.

Los asuntos que comienzan con la fórmula «cómo hacer algo + beneficios» funcionan de maravilla.

Adelantan que el email contiene información muy útil, una explicación para hacer algo que le va a reportar un beneficio a la persona.

Por ejemplo: 

Si te fijas, es un asunto claro, directo y que promete un aprendizaje valioso. Difícil resistirse a eso.

✅ 2. La famosa y complicada curiosidad

Nada engancha tanto como la curiosidad.

Pero hacerlo bien es complicado.

Te doy ideas:

  • La historia rocambolesca: muy usado en los emails Seinfeld (creado por Ben Settle) y que funciona genial. Por ejemplo “Por qué un pirata tuerto ha sido mi mejor cliente”.
  • Los puntos suspensivos: “Me he enamorado de…”. 
  • Una única palabra: a veces puede ser “hola”, otro tipo de apelación o tu nombre; aunque también los he visto de este estilo “Flipante”, “Ábreme”, “Peculiar”, etc.

Importante, ojo con caer en el clickbait.

Está bien hacer asuntos que intriguen, pero si luego el email no merece la pena; tus suscriptores se aprenderán el truco y adiós. 

✅ 3. La pregunta del millón

¿Sabías que cuando planteas una pregunta cuya respuesta es un “sí” o un “no”, tu lector la responde internamente?

Las preguntas son muy potentes, pues son una forma de generar una conversación ficticia con tu lector aunque estés a miles de km de distancia.

Ojo.

Deben de ser preguntas fáciles de responder, claras y sencillas, que no exijan más de un segundo para pensar la respuesta.

Por ejemplo: “¿Te gustaría viajar a Miami con solo 500€?«

✅ 4. El de la psicología inversa

Otro clásico.

A las personas en general suele bastarnos que nos digan algo, para hacer justo lo contrario. Somos así, qué le vamos a hacer.

Por eso, una buena fórmula para encender la chispa que haga que tus lectores abran tus emails es ordenarles que no lo hagan.

«No abras este email si no quieres aumentar tus ventas«.

Si es que somos todos unos rebeldes. 😉

✅ 5. Números y cifras

A la gente le pirran los números.

Fíjate en este ejemplo: “Este mes he facturado 2.337,80€ trabajando 2 horas al día.”

Estas cifras concretas llaman la atención y encienden la curiosidad como una cerilla la gasolina

✅ 6. Para ti y solo para ti

Algo muy potente es la psicología de la exclusividad.

Da igual que tengas un montón de clientes o miles de suscriptores, las personas queremos que nos hagan sentir especiales, y cuando abrimos un email, queremos que nos hablen a nosotros.

No al vecino.

No a mi prima.

No a todos los emprendedores.

Cuando abro un email quiero que sentir que me lo has escrito solo para mí. Algunas ideas de asuntos que aprovechan el poder de la exclusividad son:

  • “Me gustaría que estuvieses”.
  • “Cuento contigo”.
  • “Tú no me puedes decir esto”.

Y como ves, también te sirve para jugar con la curiosidad.

👉 5 claves para escribir el asunto de tu email y atraer los clics

¿Quién nos iba a decir que algo tan básico como una línea de texto iba a ser crucial para nuestra estrategia de email marketing?

Pues ahí lo tienes: «una línea para conquistarlos a todos«.

✅ 1. Atención al tamaño

A la hora de escribir el asunto de un email, lo mejor es que no sea demasiado largo, ya que:

  • Podría cortarse y no verse completo en la bandeja de entrada de tus suscriptores.
  • Los asuntos muy largos son más difíciles de leer para el usuario, por lo que llaman menos la atención.

Lo ideal es que tenga una extensión de entre 6 y 10 palabras. Y si puede estar más cerca de 6, mucho mejor.

Importante: cada vez revisamos más nuestro correo en el móvil, y aquí el espacio para el asunto es más pequeño, por lo que te conviene escribir asuntos más cortos.

Aquí te pongo dos ejemplos:

  • Ejemplo de asunto mal escrito: «Cómo implementar el buyer journey en tu estrategia de marketing». 😴
  • Ejemplo de asunto «abre emails» definitivo: «¿Más sobre el buyer journey? Todo (todo) aquí».

¿Ves la diferencia? 😉

(Por cierto, ya que estamos, si quieres saber más sobre el buyer journey en este post te lo explico al detalle.)

✅ 2. Claridad máxima: sé conciso y directo

Como te acabo de explicar, los asuntos de email tienen un límite de espacio y caracteres. No puedes permitirte andarte por las ramas o ser poético.

Cuanto más sencillo y rápido de leer sea el asunto, más fácil será que se abra el email.

Muchas veces, más que la originalidad, lo que funciona es la sencillez de la idea:

“Aprende copywriting en 3, 2, 1…”.

✅ 3. No utilices siempre la misma fórmula

La atención de tus suscriptores está muy cotizada. En sus bandejas de entrada hay cientos de emails pidiendo a gritos que les abran, y solo unos pocos serán los elegidos.

Por eso no puedes usar siempre la misma fórmula.

Si tienes claros los temas de tus próximos emails, puedes jugar a crear una lista…

  • Pregunta.
  • Números.
  • Curiosidad con puntos suspensivos.
  • Solo una palabra.
  • Beneficio principal.

E ir creando los asuntos según lo que te toque de la lista.

Así tendrás la tranquilidad de que no te repites sin tener que comerte la cabeza pensando en cómo escribiste el asunto del último email. 😉

✅ 4. Arriésgate

Seguro que más de una vez se te ha ocurrido una idea de asunto y la has desechado porque es «too much».

Una idea un poco loca, vaya.

No te digo que lo hagas siempre, pero arriésgate, muchas veces el efecto te puede llegar a sorprender.

Para que te hagas una idea, te pongo el ejemplo del asunto que utilizó Obama en un email durante su campaña electoral:

«Hey«

¿Qué te parece?

Y se quedó tan ancho. 😂

Lo mejor es que logró ser un éxito tal que hasta traspasó fronteras apareciendo en la prensa de medio mundo.

Creatividad al poder.

✅ 5. Atención al preheader

Esto es algo que suele pasársele por alto a mucha gente.

El preheader es el texto que aparece justo al lado del asunto en la bandeja de entrada, siendo, por norma general, la primera línea que se escribe en un email.

En esta imagen puedes verlo más claro. 👇👇👇

asunto correo electronico

En este caso, el preheader sería «¡Gracias por suscribirte!«.

El problema con el preheader es que en algunos servicios de correo electrónico directamente no aparece, como es el caso de Outlook. Aunque en otros más comunes como Gmail sí aparece.

Imagínatelo como un subtítulo donde puedes añadir información complementaria para hacer más sexi el email y hacer que el usuario clique.

Importante: que el preheader y el asunto no sean iguales, ya que esto puede llevar a tus suscriptores a pensar que se trata de un error.

👉 Manos a la obra: escribe el asunto de email perfecto

Un email no abierto es un email que:

  • No vende.
  • No aporta valor.
  • No genera confianza.
  • No fideliza.
  • No refuerza tu imagen de marca.

Un email no abierto es una oportunidad perdida.

Para que esto no te suceda, es crucial que cuides tus asuntos y que apliques las claves y consejos que te he explicado durante el post.

¿Te ha quedado alguna duda? ¿Necesitas ayuda con los asuntos de tus emails? Puedes escribirme en los comentarios y te responderé encantada. 😁

Recuerda que si tienes una idea estupenda, pero no sabes cómo llevarla a cabo o necesitas que te eche un cable, ➡️  puedes echar un vistazo a los servicios que ofrezco o directamente contactar conmigo.

Y si quieres generar ingresos de forma automatizada, te recomiendo mi Masterclass Auto Email Funnel, donde te explico de forma más detallada la secuencia de email de un autoresponder.

¡Dale vida a tu negocio! 😎 👍

Haz click aquí para dejar un comentario abajo

Deja un comentario