Espía los pasos y comportamiento de tus suscriptores en tu web y activa un embudo u otro en base a sus páginas vistas

[ratings]

Share0Share +10Tweet0

Una de las grandes bazas de Active Campaign son sus automatizaciones.

Las posibilidades de éstas son como Buzz Lightyear: “Hasta el infinito y más allá”.

Ya hemos visto el apartado de automatizaciones y todos los elementos que puedes usar.

Sin duda es algo más avanzado, pero te voy a enseñar a crear una pequeña automatización muy fácil y que tú mismo puedes usar para tu blog.

En el post sobre enviar campañas usando segmentos ya hemos visto cómo enviar un email a tus suscriptores que han visitado una determinada página, pero eso es algo manual.

¿Qué pasa si lo quieres hacer en piloto automático?

Con Active Campaign se puede hacer fácilmente.

1. Automatiza el envío de correos a los suscriptores que visitan tu página de ventas

Pongamos el ejemplo de Ana, una emprendedora especializada en gestión del tiempo.

Ana tiene un curso que vende en su web y con el que ayuda a autónomos a organizar mejor su tiempo de trabajo y su productividad.

Si tienes una web, seguramente tengas una página de ventas, y al igual que Ana te interesa contactar con los suscriptores que la visitanpero al final no acaban comprando.

"¿Qué les pasará? ¿Qué dudas se cruzarán en su mente?" - Se pregunta Ana.

Suerte que ella usa Active Campaign como plataforma de email marketing y puede preguntarles por esas indecisiones. Pero no de cualquier manera. Lo puede hacer de forma automática.

Tiene lógica, ¿no? 

Enviarle un correo a uno de tus suscriptores para intentar darle el último empujón de compra.

Ya les has contado todo sobre tu producto: los beneficios que le aporta a tu suscriptor, las características, has usado alicientes como cupones y descuentos de  precio...

Ahora solo queda que le preguntes por sus dudas y que respondas sus objeciones de compra usando opiniones de antiguos clientes y compradores tuyos.

Invalid shortcode parameters

2. Antes tienes que insertar el píxel de Active Campaign en tu web

Tienes que tener el píxel de Active Campaign en tu página web para que esto funcione. Si no, no será capaz de recoger datos acerca del comportamiento que tienen tus suscriptores en tu página web.

Cuando hablo de "comportamiento" me refiero a las páginas que visita y las veces que lo hace.

¿Qué es un píxel?

No es más que un trozo de código Javascript que permite recoger varios datos. En el caso de Active Campaign, lo que hace es "espiar" a tus suscriptores y ver qué es lo que hacen en tu página web (las páginas que visita y el número de veces que lo hace).

Piensa en el píxel como si fuera un detective Watson por encargo: reúne datos y pistas y las pone a disposición tuya.

¿Cómo se inserta en tu página web?

Si alguna vez has tenido que meter el píxel de Facebook o de Google Analytics en tu página, ya te conocerás el proceso.

En este caso primero tendrías que ir al apartado de Configuración o "My settings" de tu cuenta de Active Campaign. Lo encontrarás haciendo click en el icono de foto de perfil de la esquina superior derecha.

Después tienes que hacer click en "Seguimiento", activar el Seguimiento de sitio, el Seguimiento de eventos y añadir el dominio de tu página en Active Campaign.

Un poco más abajo encontrarás la opción Seguimiento de eventos. Actívala también.

Después tendrías que copiar el código y pegarlo en el footer de tu WordPress.

Dependiendo del tema que tengas en WordPress, lo pegarás de una u otra forma. Normalmente puedes encontrar la esta opción en el apartado de configuración de tema.

En caso de que no sea así, o si solo ver el código te dan escalofríos, existen plugins como Header and footer Scripts que hacen el trabajo por ti.

3. Cómo crear la automatización de manera práctica

Pasemos a la parte práctica del post.

Una vez que tienes el píxel en orden, nos iríamos a la parte de Automatizaciones de Active Campaign, y le darías a Nueva automatización.

Después te aparecería una ventana emergente como esta:

Aquí tienes que hacer click en Start from scratch, lo que significa Crear una desde cero. Acto seguido le das a Continuar.

La siguiente pantalla que te aparece es la de Disparadores o Triggers. Aquí tienes que elegir qué disparador o qué acción va a ser que la active esta automatización.

Tienes múltiples opciones, pero para este ejemplo concreto vamos a elegir Web page is visited. Es decir, cuando alguien visita una página web específica, entrará en esta automatización.

Ahora solo queda escribir la url exacta que actúe como activador de automatización. En este caso sería la página de ventas, puesto que una vez que uno de nuestros suscriptores la visite y no compre (ojo a este dato), unas horas más tarde recibiría un correo para resolver sus objeciones de compra.

Por eso, lo que hay que hacer es poner una condicional, una especie de filtro.

¿Por qué? Pues porque no queremos que cualquier suscriptor que visite nuestra página de ventas reciba este correo. Queremos que solo lo reciban aquellos contactos que además de visitar la página de ventas, a su vez no son clientes de ese producto, es decir no están en la lista de suscriptores clientes.

Así que crearías una segmentación de los contactos que entran en la automatización y eligirías la opción No está en lista. Después solo te quedaría elegir la lista de suscriptores y darle a Añadir inicio. Voilá, ya tienes el disparador de tu automatización listo.

Ahora solo entrarían en esta automatización aquellos suscriptores que visiten tu página de ventas y que simultáneamente no sean clientes de ese producto. No tiene sentido enviarle un correo de ventas a un cliente que ya compró ese producto, ¿verdad?

En cuanto crees el disparador, te aparecerá una nueva ventana emergente y automática en la que podrás elegir los elementos que quieres añadir a tu automatización.

En este caso vamos a elegir Enviar email.

Una vez que lo elijas, tendrás que crear un nuevo email, darle un nombre interno para identificarlo. Ojo, que no es el asunto del email, sino simplemente a modo identificativo.

La creación del email es igual a como si crearas una campaña en Active Campaign, pues los pasos a seguir son exactamente los mismos.

Cuando lo hayas creado, te aparecerá como en la imagen inferior. Ahora solo quedaría darle al símbolo de + para añadir un último elemento y cerrar esta automatización.

Escogerías el elemento Finalizar esta automatización:

Y ya tendrías la automatización totalmente terminada y funcional.

Ahora que te he llevado de la mano, has podido comprobar que no es tan difícil crear automatizaciones en Active Campaign.

Casi todas las automatizaciones que yo uso son simples y cortas como las del ejemplo.

¿Te atreverías a probarla con tu web?

Cómo crear una automatización en Active Campaign: Introducción a la interfaz

[ratings]

Share0Share +10Tweet0

¿Has escuchado hablar sobre los beneficios de las automatizaciones?

Además de evitarte lo obvio: tener que hacer tareas repetitivas, mecánicas y tediosas; podrás trabajar menos y ganar más si automatizas todo tu embudo o proceso de ventas.

Dedicar tu energía a otras cosas más importantes en tu negocio.

¿Suena bien, verdad?

Pero antes de adelantarme, empecemos por el principio…

1. ¿Qué es una automatización y para qué sirve?

Una automatización, como su nombre indica, sirve para poner en piloto automático ciertos procesos repetitivos que quitan tiempo.

Como por ejemplo enviar un correo de bienvenida cuando un contacto se suscribe por primera vez a tu blog, o cuando quieres enviar a un suscriptor una serie de correos de venta.

Para crear una automatización en Active Campaign, basta con ir al apartado de Automatizaciones de tu cuenta, hacer click en el botón Nueva automatización y después a la opción Start from scracth (empezar desde cero).

Así tendrás una automatización en blanco y que podrás ir construyendo a tu gusto.

2. Disparadores

Cuando creas por primera vez una automatización en Active Campaign, lo primero que tienes que elegir es el o los disparadores.

¿Qué es eso?

Un disparador es el elemento que va a activar la automatización y que va a dejar entrar a tus suscriptores dentro de ella.

Piensa en el disparador como si fuera la puerta de entrada de tus suscriptores a esa automatización.

Pero esa puerta está cerrada y solo se abre cuando el contacto cumple con la condición que marca el disparador.

¿Entre qué disparadores puedes elegir?

Una automatización se puede iniciar de múltiples maneras. Las más usadas son:

• Cuando un contacto se suscribe a una lista (Subscribes to a list).

Es decir, cuando un usuario se suscribe a una lista específica (por ejemplo a la lista de clientes porque acaba de comprar tu producto) entrará dentro de esta automatización de manera totalmente automática y sin que tú tengas que hacer nada.

• El contacto se desuscribe de una lista (Unsubscribes from a list). La automatización se activará y el usuario entrará dentro de ella cuando éste deje de estar dentro de una lista de suscriptores. Por ejemplo cuando se da de baja de tu blog, o cuando hace una devolución de tu producto y ya no forma parte de la lista de clientes.

En ambos casos podrías meter a estos contactos dentro de una automatización y enviarles un correo para despedirte, o para preguntarle por su descontento sobre el producto que ha devuelto. Todo ello en piloto automático.

• El usuario envía un formulario de suscripción (Submits a form). La automatización se pondrá en marcha cuando el contacto rellena y envía un formulario de suscripción que tienes en tu página web. Como por ejemplo este:

• Cuando un suscriptor abra y lea uno de los correos que has enviado (Opens/reads an email) también podrá entrar dentro de una automatización. Las puertas de la automatización se abrirán para aquellos usuarios que abran y lean un correo específico (el que tú decidas).

• También puedes elegir que cuando un contacto haga click en uno de los enlaces que hay en un correo que enviaste (Clicks a link in an email), entre dentro de la automatización.

Por ejemplo si enviaste un correo preguntando sobre el interés que suscitaba una temática determinada entre tus suscriptores, podrías enviar varios correos automatizados a los interesados.

Imagina que tengo un blog sobre deporte y pregunto quién quiere recibir información sobre las nuevas normativas aprobadas sobre las pistas de tenis. Aquellos interesados tienen que hacer click en el enlace “Sí, quiero recibir más información”. Una vez que hagan esto, entrarán dentro de la automatización y recibirán más correos sobre el tema de manera automática.

• Cuando una dirección web es visitada (Webpage is visited). En el momento en el que uno de tus suscriptores visitan una página específica de tu web, entrarán dentro de la automatización.

• Un usuario responde a un correo (Replies to an email). Imagina que es verano, hace un calor tremendo y has decidido irte de vacaciones. Envías un correo a tus suscriptores con las últimas novedades del blog y a la vez comentas que van a estar unos días sin saber nada de ti porque vas a estar fuera de casa descansando.

Si alguien decide contestarte, podrías enviarlo a una automatización en la que se envíe un correo automatizado. En él dirás que hasta el día X no volverás y que entonces es cuando podrás contestarle.

¿Práctico verdad?

• Por último, también puedes decidir no poner ningún disparador de inicio. Esto se usa cuando tienes al menos 2 automatizaciones encadenadas una con la otra y envías al usuario de la automatización 1 a la 2 sin que éste tenga que hacer nada en concreto.

Lo vamos a ver más tarde, pero simplemente usarías el elemento Ir a otra automatización para mandarlo a otra sin que la segunda tenga que tener un disparador de inicio para activarse.

Ahora que ya hemos visto los más usados, vamos a poner un disparador de inicio para seguir viendo más elementos. Elegimos por ejemplo que el contacto entrará en esta automatización cuando se suscribe a una lista.

Y decidimos la lista específica a la que queremos que se suscriba para activar la automatización. Le damos a Añadir inicio y listo.

3. Elementos de una automatización

Ya hemos decidido cómo se va a activar esta automatización, solo queda decidir los componentes que van a estar dentro de ella.

Hasta ahora solo hemos creado el inicio, pero todavía falta construir el resto de los elementos que formarán parte de la automatización.

¿Cuáles son los elementos de una automatización?

Al igual que antes, también puedes elegir entre una multitud de opciones.

Una vez que hayas elegido el disparador, te aparecerá esta ventana:

Aquí es donde puedes elegir todos los elementos y añadirlos a la automatización. Los más usados son:

Enviar email en el apartado de Sending options.

Básicamente consiste en enviar un correo, de manera que cuando un contacto realice la acción que dicta el disparador de inicio (la puerta de apertura a la automatización), entrará dentro de ella y recibirá un email.

Éste tendrás que crearlo de la misma forma que creas una campaña normal en Active Campaign.

En Conditions and workflow tienes:

El elemento Espere. Esto es como una especie de bolsa de tiempo, en la que el usuario esperará hasta que pase un determinado tiempo (3 días por ejemplo), o hasta que cumpla con unas condiciones que tú le marques (hasta que haga click en el correo X, por ejemplo).

Si/si no. Este elemento es una pregunta condicional.

Con ella puedes separar el camino de la automatización en 2: si el contacto cumple con las condiciones pasará por la ruta A, y si por el contrario no lo hace, pasará por la ruta B.

Con Ir a (Go to) podrás enviar al contacto de una punta de la automatización a la otra sin que tenga que pasar por todos los elementos que hay en mitad. Es una especie de atajo donde puedes llevar al suscriptor de un sitio al otro en décimas de segundo.

Goal (Objetivo). Puede ser que dentro de una automatización busques cumplir con un cierto objetivo. Por ejemplo que tus suscriptores acaben comprándote. Para ello podrías usar este elemento, que es como un contador de objetivos. Cada vez que un contacto cumpla el objetivo establecido, dará un salto y se irá al elemento Goal, contabilizándose como 1 objetivo más cumplido.

Con el elemento Empezar otra automatización podrás enviar al contacto a otra automatización mientras está dentro de la primera de manera simultánea. Es decir, envías al contacto desde la automatización en la que estás a otra diferente ya creada.

 Finalizar esta automatización. Cuando hayas terminado de crear tu automatización, podrás finalizarla con este elemento.

Finalizar otra automatización. Como el contacto puede estar en más de 1 automatización a la vez, puedes decidir sacarlo de una automatización concreta mientras está dentro de otra. 

Por ejemplo, imagina que un contacto está dentro de una automatización de venta. De repente compra tu producto y automáticamente entra dentro de otra automatización donde le envías el material que ha comprado y le das las gracias en un correo. Como ya es cliente y no quieres que reciba más correos de venta, lo puedes sacar de la automatización de venta para que siga su curso por la otra automatización de "Gracias por la compra".

En la parte de Contactos puedes:

Suscribir el contacto a una lista específica.

Cancelar la suscripción de un contacto a una lista de suscripción.

Añadir etiquetas a un contacto. Las etiquetas son pequeños “pines” informativos que le pones a tus suscriptores según su comportamiento: le puedes poner una etiqueta si hace click en un enlace. O según las automatizaciones por las que vaya pasando: cuando entre dentro de una automatización lo puedes etiquetar para evitar que vuelva a entrar por error una segunda vez en la misma automatización, y para así identificar el recorrido que ha hecho en tu embudo de ventas.

Y puedes Quitar una etiqueta a un suscriptor.

Una vez que tengas tu automatización finalizada, solo te quedará activarla en la esquina superior derecha para que empiece a funcionar.

¿Cómo es visualmente una automatización?

Cuando vayas añadiendo elementos y construyendo tu automatización, podrá quedar como algo así por ejemplo: 

Como ves es muy intuitivo y visual.

Y tú, ¿ya usas las automatizaciones en tu plataforma de email marketing?

Invalid shortcode parameters

No quemes tu lista de suscriptores: juega a tiro de precisión y envía al suscriptor lo que ama y necesita.

[ratings]

Share0Share +10Tweet0

Es lunes por la mañana.

Hace poco que te has levantado y acabas de empezar tu jornada.

Tienes mil tareas a medio hacer y un jefe/cliente detrás del cogote pidiéndote 48 cosas más. O si tienes la “suerte” de trabajar en casa, posiblemente haya ruidos de perros ladrando, gatos maullando o vecinos gritando.

Para distraerte un poco abres el correo… Y lo que encuentras no te sosiega ni lo más mínimo. Al contrario, de un solo vistazo detectas que tienes muchos correos que van a ir directamente a la papelera.

Al otro lado del ordenador estás tú, que le acabas de enviar a esa persona un email. Le has puesto esfuerzo e ilusión, y por eso estás más que seguro que tus suscriptores lo abrirán agradecidos.

Pero cuando miras los reportes de aperturas de tus correos, ves que mucha gente ni se ha tomado el tiempo de leerlo.

¿Te sientes identificado con alguno de estos personajes?

Lo que te he narrado es algo real.

Recibimos demasiados correos a lo largo del día, y por eso es cada vez más difícil que tus suscriptores te lean.

Además de usar asuntos de email atractivos, debes crear una buena relación con tus suscriptores, algo primordial.

¿Cómo se hace eso?

Entre otras cosas, enviándoles información segmentada y que verdaderamente les interese.

Imagínate que tienes un blog marketing en general y que hablas desde SEO hasta de copywriting. Son dos temáticas muy distintas, y no todos tus suscriptores tienen por qué estar interesadas en ambas.

Con Active Campaign puedes detectar los intereses y comportamientos de tus suscriptores con tus correos. Así puedes hilar fino y enviar correos lo más personalizados posibles a cada uno de tus contactos.

Hay diferentes maneras de hacerlo:

Recibimos cada vez más correos y por eso es más difícil que tus suscriptores abran tus emails. Arréglalo en 1, 2, 3: enviando solo contenido personalizado a cada contacto

Comparte

1. Cuando un suscriptor hace click en una url

Imagina que hace unos días has enviado un correo preguntando a tus lectores si están interesados en una temática determinada.

Por ejemplo, vas a promocionar un post sobre un blogger especializado en homeopatía. Tienes un blog sobre nutrición y salud, y crees que el tema puede suscitar interés entre tus lectores.

El bloguero homeopático quiere lanzar un webinar para promocionar su curso y te quiere a ti como afiliado. Pero antes necesitas testar el interés de tu audiencia sobre ese nicho.

Como no a todos tus suscriptores les llamará la atención, quieres que los siguientes correos sobre este webinar solo lo reciban aquellos que han mostrado interés.

Eso lo podrías ver muy claro en el apartado “crear nuevo segmento”.

Es decir, cuando vayas a enviar una nueva newsletter (“campaña” en lenguaje de Active Campaign), tienes que elegir primero la lista de suscriptores a la que le vas a enviar ese correo. Pero además dentro de esa lista de suscriptores, tú no le quieres enviar a todos ellos el correo, sino solo a los interesados en homeopatía.

¿Te acuerdas del primer email que enviaste antes para ver si había gente interesada en la temática?

Pues había un enlace hacia un post sobre homeopatía.

Vamos a suponer que aquellas personas que hayan hecho click en el enlace hacia el artículo están interesadas en homeopatía. Es razonable, porque además de abrir el correo, se han lo han leído y han tomado la acción de pulsar sobre el enlace que lleva hacia un post con más información.

Es aquí donde entra el apartado “nuevo segmento”.

Después de elegir esa lista de suscriptores que van a recibir el correo, puedes hilar todavía más fino y decidir que lo reciban solo los contactos que hayan hecho click en el post del correo anterior.

¿Te das cuenta de la potencia de esto?

Harías click en el botón "Crear nuevo".

Después ingresas tu primera condición haciendo click en el botón.

Dale un nombre al nuevo segmento (piensa en él como si fuera un filtro) que vas a crear y haz click en "Seleccionar una condición".

Escribe "Ha pulsado en un enlace" y haz click en la opción que se te muestra.

Busca la campaña (newsletter) donde está ese enlace del post de homeopatía.

Elige la url en concreto. En este caso sería el enlace que dejaste en el email y que enviaba al usuario hacia el post sobre homeopatía.

Cuando lo tengas todo seleccionado haz click en "Listo".

Al final se te muestra así, y solo tendrías que darle a "Siguiente" para crear la newsletter y finalmente enviarla. De esta forma la enviarías a los contactos que hay dentro de la lista Suscriptores, pero solo a aquellos que hayan hecho click en el enlace del post de homeopatía, y por tanto hayan mostrado interés en el tema.

Invalid shortcode parameters

2. Cuando un suscriptor visita una página de tu web

Pensemos ahora en otra situación real.

Acabas de lanzar tu nuevo producto.

12 correos de venta, 3 webinars y 75 euros en Facebook Ads gastados más tarde, quieres ir más allá.

Sabes que muchos de tus suscriptores han estado siguiéndote y leyendo con curiosidad tus emails sobre el nuevo producto. Pero algunos de ellos tienen dudas y no se deciden a comprar. Eso es más que normal.

Por eso quieres enviar un correo respondiendo a dudas y objeciones de compra a todas aquellas personas que han visitado tu página de ventas, pero no han dado el paso definitivo de compra.

Con ese email esperas responder a todas las preguntas de estos contactos indecisos y llevarte unas cuantas ventas más. Darle el último empujoncito final que necesitaban.

Con Active Campaign esto es posible.

Y la buena noticia es que se hace de la misma forma que en el anterior ejemplo. Creando un nuevo segmento dentro de una lista de suscriptores.

Así que cuando vas a enviar la newsletter a los suscriptores de una lista, puedes elegir que dentro de esta lista solo reciban el correo aquellos que han visitado tu página de ventas.

Eso sí, ten en cuenta que vas a tener que eliminar a aquellos contactos que ya lo hayan comprado, y que por tanto ya sean clientes tuyos.

¿Por qué? Porque no tiene sentido que los suscriptores que ya hayan comprado tu producto reciban de nuevo un correo de ventas donde intentas convencerles otra vez de que lo adquieran. Eso sí que sería quemar a tu lista.

Pero como puedes añadir varias condiciones a la hora de crear el segmento, esto no supone ningún problema.

Sigue los mismos pasos que antes, pero ahora elige la opción "Ha visitado".

Elige "URL contiene", de tal forma que si el suscriptor ha visitado tu página de ventas con las www o sin ellas, se le meta también dentro del segmento (filtro).

Escribe la url de tu página de ventas y elige las veces que quieras que la persona haya entrado en ella. En este caso elegimos que la haya visto mínimo 1 vez (pueden ser también más).

Haz click en "Agregar otra condición".

Elige la opción de "Y" para que se tengan que cumplir las 2 condiciones. Es decir, quieres que el contacto haya visitado tu página de ventas, pero que a la vez no haya comprado tu producto. Si cumple esas 2 condiciones, entonces se le enviará el correo de venta. Por eso elige la opción "No está en la lista".

Finalmente elegirías la lista de clientes de ese producto en concreto y harías click en "Listo".

* Ojo, para poder usar esta opción necesitas tener píxel (un código Javascript que tiene cada cuenta de Active Campaign)

3. Cuando un suscriptor es de una determinada ciudad

Te lo acaban de confirmar: eres ponente para un evento muy importante en Barcelona. Y te han dado 25 entradas gratuitas para repartir entre tus suscriptores.

Como es un número muy limitado, decides que en vez de sortearlas quieres entregárselas a los seguidores que vivan directamente en la ciudad donde se va a celebrar el evento.

O simplemente quieres hacer una quedada exprés con tus lectores y como todo ha ido tan rápido solo puedes avisar con 1 día de antelación. Así que en vez de molestar a todos tus contactos con un correo, prefieres  enviarle un mensaje corto a las personas que vivan en la ciudad de la quedada.

Son 2 ejemplos de situaciones reales que pueden pasar perfectamente.

Eligiendo la opción “Ciudad” en la creación del segmento y escribiendo el nombre de ésta, podrás hacerlo.

Cuando vayas a crear un segmento elige "Ciudad".

Elige "Contiene" para que en caso de que en la información del contacto venga "barcelona" en minúscula, también lo acepte dentro del filtro, y por tanto esa persona reciba el correo.

Escribe el nombre de la ciudad y listo. Ahora solo tendrías que enviar la campaña como haces siempre.

4. ¿Cómo hacerlo de manera práctica?

Ten en cuenta que hay muchas más posibilidades con Active Campaign, pues como ves las opciones que hay en la ventana donde puedes crear estas condicionales son múltiples.

Aún así te voy a mostrar las 3 opciones anteriores que te he explicado en formato vídeo, para que puedas ver de paso cómo se envía una newsletter desde Active Campaign.

Así que vamos allá: voy crear una newsletter desde 0 en Active Campaign y la voy a hiper-segmentar. Verás qué fácil es.

Como puedes ver, y aunque parezca difícil, con solo unos pocos clicks puedes segmentar el mensaje, y retener el interés de tus suscriptores con contenidos que realmente le interesen y con los que se sientan vinculados.

¿Te atreves a personalizar tus campañas?

¿Qué tiene Active Campaign que tanto enamora? Comparación con Mailchimp y Mailrelay

More...

[ratings]

A estas alturas, posiblemente ya sabrás la importancia del email marketing.

Se lo has oído decir hasta a tu abuela, mientras jugaba al dominó contigo.

Y dentro de esta gran afirmación sabes que tienes que mimar a tus suscriptores. No basta solo con enviarles un Lead Magnet y de vez en cuando una newsletter para contarles sobre tu vida y las novedades relacionadas con tu blog o negocio.

No.

Definitivamente tienes que enviarles toda una serie de autoresponders donde le hables de ti, les des la bienvenida, le aportas valor para ayudarle, etc.

Ten en cuenta que estás hablando con personas reales, aunque no te lo parezca. Piénsalo, detrás de esos correos que se suscriben a tu lista hay personas de carne y hueso. Tienen un corazón que bombea sangre a todo su cuerpo, y unas emociones en su mente.

Así que trátalas como tal.

Como hay muchísimas herramientas de email marketing, vamos a comparar Active Campaign con otras 2 muy utilizadas: Mailchimp y Mailrelay.

Que conste que estoy enamorada de Active Campaign. Es la herramienta que uso y con la que trabajo durante horas hoy en día.

Pero sé que tiene fallos y no tengo reparo en contarlos.

He usado las otras herramientas, pero sobre todo he leído mucho sobre ellas y he buscado muchas opiniones de usuarios sobre éstas, para evitar que este post se base unilateralmente en mi experiencia y opinión.

¿Preparado?

Invalid shortcode parameters

1. Usabilidad

Active Campaign:

Aunque a simple vista pueda parecer complicada al ser tan completa, Active Campaign tiene un 10 en usabilidad.

Y no lo digo yo, lo comentan una y otra vez los usuarios que la utilizan.

La definen como una plataforma muy usable y pensada para el usuario.

La interfaz es muy intuitiva y está muy bien diseñada.

Hay reviews que hasta dicen que es de las únicas herramientas de email marketing que no necesitan casi un entrenamiento para poder empezar a usarla.

Yo no iría tan lejos. Pero si no es la primera vez que usas una de estas plataformas, Active Campaign te va a resultar muy fácil de utilizar.

"Fácil de usar y aunque no lo encuentres fácil, ¡no temas! Su servicio de soporte es increíble, se dejan la piel para asegurarse de que te sientas cómodo con su producto. Las automatizaciones son VISUALES -esto era un must para mí, pues puedes literalmente ver el flujo de trabajo y esto hace de su creación algo muy simple.

Tiene un diseño de email drag and drop. Tuve una experiencia terrible con otra aplicación de email marketing que solo usaba HTML. Odiaba esa aplicación. Me encanta Active Campaign porque puedo crear fácilmente emails preciosos sin tener que aprender lenguajes de programación. ¡Soy un marketero, no un informático!"

Pero tampoco hay que engañarse, en cuanto empieces a usar la herramienta para crear automatizaciones mucho más complejas y sofisticadas, hay muchos elementos a tener en cuenta, y eso no resulta tan fácil.

Si te fijas, desde que entras por primera vez en la interfaz de Active Campaign, ya desde la pantalla de inicio te sale una especie de barrita donde te pone las tareas que tienes que ir completando para tener tu cuenta a punto.

Al hacer click en cada uno de estos elementos, te llevará a la pantalla correspondiente. Por ejemplo si se refiere a crear una lista, te llevará a la ventana de listas para que crees una nueva.

Además cuando entras en Active Campaign no estás solo. Hay diferentes indicadores y mensajes que te ayudan a crear automatizaciones.

Una queja común para usuarios de automatización de marketing es que las herramientas son difíciles, de tal manera que al final muchas de las opciones por las que están pagando no las llegan ni a usar.

Active Campagin es la excepción frente a esta norma.

En cuanto entras a crear una automatización, te salen ventanas emergentes para guiarte paso a paso lo que tienes que hacer al crear una desde 0.

Desde preguntarte cómo quieres activar la automatización:

Hasta qué elementos quieres poner dentro de ésta:

Los disparadores de automatizaciones son muy comprensibles y permiten una gran personalización por parte del usuario. Además se adaptan a múltiples situaciones y eventos.

Por otra parte Active Campaign tiene un editor de emails de drag and drop muy completo y sencillo de usar.

Pero aunque haya declarado mi amor por Active Campaign, éste no es perfecto ni mucho menos.

Aquí van 3 cosas que yo mejoraría de la herramienta.

La herramienta funciona en gran parte en inglés.

Aunque puedes traducir tu cuenta al español, muchos elementos simplemente te siguen apareciendo en inglés, sobre todo en la ventana de condicionales. Así puedes encontrarte con frases como “Has ended an automatization”, en vez de “Ha terminado una automatización”.

La información y los artículos del centro de soporte están también en inglés.

Puedes encontrar a gente que habla español en el chat en vivo, pero la mayoría de personas que trabajan para soporte son de habla inglesa. Y por tanto cuando tienes un problema, lo más rápido es escribir un mensaje en ese idioma.

Si sabes algo de inglés no vas a tener problema, pero si no tienes ni idea, esto puede dificultarte las cosas.

Otro punto en contra es que los formularios tienen un diseño muy simple, a no ser que uses una herramienta exterior como Thrive leads, éstos no quedan nada bien en tu web.

El último “pero” que le pongo a Active Campaign es que tiene muy pocas posibilidades de personalización de la pantalla de inicio.

Mailchimp:

Ten en cuenta que tanto Mailchimp como Mailrelay son herramientas pensadas para personas que van a hacer un uso bastante más básico del email marketing.

Así que la interfaz de Mailchimp es muy buena. El diseño está muy cuidado, es muy simple y amigable.

Yo empecé desde 0 a usar Mailchimp (de hecho fue la primera plataforma que usé cuando no tenía ni idea) y con visualizar un tutorial básico de 20 minutos ya me manejaba sólidamente por la interfaz.

Cuenta además con un editor de drag and drop y multitud de plantillas personalizables.

Mailrelay:

La interfaz es práctica, pero quizás  un poco desfasada en cuanto a diseño.

Aún así, la herramienta es española, por lo que aquí no tendrás problemas de idioma. Todo está correctamente traducido al español y hay soporte en este idioma. Además éste es muy bueno, pues tiene una puntuación muy alta.

Si te vas a comentarios de opiniones de usuarios de Mailrelay sobre su usabilidad, puedes encontrar de todo, pero por norma general son muy positivas.

Además lo utilizan empresas como Cadena Ser o Mediaset. Vamos, que no es una plataforma que acaba de iniciarse en esto.

Por otro lado, algunas integraciones con otras herramientas básicas como aquellas con plugins para crear formularios o captación de leads no son quizás las más amigables para usuarios novatos.

Tampoco tiene drag and drop para crear newsletters, ni la opción de CRM.

2. Automatizaciones y segmentación

¿Qué es una automatización?

Como su nombre indica, consiste en crear una estructura que automatice toda una serie de procesos sin que tú tengas que estar detrás. Por ejemplo el envío de una serie de emails en piloto automático cuando un contacto se suscribe por primera vez a tu blog o newsletter.

¿Para qué sirve segmentar?

Segmentar suscriptores sirve para separar a tus contactos por intereses y comportamientos (si son clientes por ejemplo) y así poder enviarles correos personalizados que sabes que a ellos les van a interesar.

Active Campaign:

Aquí Active Campaign sí que gana por goleada.

Las posibilidades con esta herramienta son casi ilimitadas.

Solo algunas herramientas como Infusionsoft o Converkit se asemejan a Active Campagin con respecto a la potencia en automatizaciones y personalización avanzada de los mensajes.

El flujo de trabajo de las automatizaciones es muy sencillo de entender y utilizar. Con un constructor de drag and drop, o mediante una ventana emergente puedes crear fácilmente sofisticadas secuencias automatizadas de correos.

Pero además puedes tratar a tus contactos de manera diferente según sus intereses y comportamientos frente a los correos que les envías.

Así puedes aumentar el engagement (compromiso en español) de tus suscriptores, enviándoles solo contenido relevante para ellos.

Tienes una gran cantidad de opciones disponibles para activar una automatización, y que se asemejan a muchas situaciones y comportamientos reales. Desde suscribirse a una lista, enviar un formulario de suscripción, o visitar una determinada página web tuya.

Como te he dicho antes, puedes automatizar hasta el más mínimo detalle en Active Campaign. Puedes llevar al usuario desde una punta a la otra según los clicks que haga, las aperturas, las etiquetas que tenga, etc. Vaya, que puedes personalizar al 100% la experiencia de tus suscriptores.

Un gran ejemplo es el envío de correos basados en las acciones de tus usuarios con tus campañas o con tu página web. Es decir, puedes segmentar a tus suscriptores según la interacción que tienen con los correos que les envías o las páginas que visita de tu web.

Imagínate que alguien visita tu página de ventas, pero no acaba comprando. Podrías meter a ese usuario dentro de una automatización, etiquetarlo como “interesado producto X” y además enviarle un correo respondiendo a sus objeciones de compra.

¿Suena interesante?

También puedes segmentar muchísimo con tus campañas (newsletters). Dentro del mismo correo puedes incluso decidir que un trozo del mensaje lo reciban solo aquellos suscriptores que vivan por ejemplo en Madrid.

Ponte en la situación de que vas a hacer una pequeña quedada con tus suscriptores en Madrid y solo quieres que lo reciban los contactos residentes allí. Con Active Campaign lo puedes hacer con apenas unos cuantos clicks.

Como puedes ver, es sin duda una herramienta muy flexible para usuarios avanzados.

Mailchimp:

A pesar de ser una de las plataformas de email marketing más conocidas a nivel mundial, no lo es por las posibilidades de sus automatizaciones.

Puedes automatizar algunas cosas con la cuenta gratuita, pero en cuanto te sales de lo básico se te queda corta. En especial cuando quieres segmentar mucho a tus suscriptores y llevarlos a un sitio u otro de tu embudo según su comportamiento, o cuando quieres usar varias listas simultáneas.

Aún así, he de decir que se están poniendo bastante las pilas en cuanto a las posibilidades de sus automatizaciones. Por lo menos así están haciendo gala de ello en sus anuncios publicitarios que ya he visto varias veces en Instagram. Hablan incluso de que Mailchimp puede ser tu segundo cerebro…

Ahora incluso con la cuenta gratuita puedes crear autoresponders lineales y crear pequeñas automatizaciones según la actividad de tus suscriptores, o de los clientes de tu tienda online.

Mailrelay:

Le pasa como a Mailchimp.

Hay que tener en cuenta que esta herramienta tiene un perfil mucho más básico en cuanto a las automatizaciones si lo comparamos con Active Campaign.

A pesar de que puedas usar autoresponders, cuando requieres de acciones un poco más avanzadas se quedan cortos.

¿Por qué? Pues porque puedes crear solo secuencias de autoresponders lineales y no puedes crear condicionales ni puedes tener en cuenta las acciones y comportamientos del usuario.

Tampoco puedes segmentar de manera automática a los usuarios. Si quieres segmentar a suscriptores que hacen click en un enlace y meterlos en una lista o ponerles una determinada etiqueta, lo tendrías que hacer uno por uno y manualmente.

Imagínate que envías a tus suscriptores un email preguntándoles que sobre qué temática quieren recibir correos. Les das 2 opciones: Tenis o voleibol.

Así los que hagan click en tenis se les pondrá una etiqueta “interesado en tenis” y aquellos que pulsen en voleibol portarán la etiqueta “interesado en voleibol”.

De esta forma ya sabes qué tipo de contenido quieren recibir tus contactos.

Pero con Mailrelay esto no es posible. Tendrías que ir poniendo manualmente a los contactos la etiqueta. Una tarea imposible si tienes más de 20 suscriptores.

3. Integraciones

Active Campaign:

En cuanto a integraciones, Active Campaign tiene multitud de integraciones con otras aplicaciones y servicios. Desde aplicaciones de contabilidad, CRM, pasando por analítica y generación de leads.

Mailchimp:

Mailchimp también tiene muchísimas integraciones, al igual que Active Campaign.

Aquí podrás ver todas las integraciones que tiene con otras plataformas.

Mailrelay:

Aquí es donde Mailrelay falla.

Tiene muy pocas integraciones si lo comparamos con las dos herramientas anteriores.

No se puede integrar con redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram, ni con aplicaciones como Shopify, Zapier, Woocomerce o Slack.

4. Precio

Active Campaign:

Active Campaign no tiene versión gratuita, a diferencia de las otras 2 herramientas de email marketing.

Hay diferentes planes de precios que varían tanto por número de suscriptores como por tipo de plan. Existe el plan básico (llamado Lite), que por solo 9 dólares al mes puedes operar con 500 contactos (el precio va subiendo conforme más contactos tengas). Pero también tienes las cuentas Plus, Profesional y de Empresas.

Hasta 500 suscriptores con la cuenta Lite tienes:

Mailchimp:

¿Te has enamorado de la cuenta gratuita de Mailchimp?

Déjame quitarte las ganas de contratarla.

Aunque parezca mentira, proveedores como Mailchimp y Aweber te están costando el doble de dinero.

Digamos que tienes una lista de 1.000 suscriptores y que tienes a 300 de ellos en 3 listas diferentes y simultáneamente. Por ejemplo, están en la lista general de Suscriptores, en la lista de Clientes y en la lista de Interesados producto X.

Aunque sea la misma persona, Mailchimp no te lo va a contar como 1 solo suscriptor, sino como 3 personas diferentes por estar en 3 listas distintas. Y por tanto también te cobrará por 3.

Si eres cliente de Mailchimp o Aweber probablemente te haya dolido leer esto...

Con Active Campaign y Mailrelay esto no pasa. Solo pagas una vez por suscriptor, independientemente de en cuántas listas se encuentre.

Ya lo advertía también Alex Novás en este post.

Pero además, si vamos comparando el precio con suscriptores frente a Active Campaign, Mailchimp sigue saliendo más cara.

Por eso si quieres una cuenta gratuita para empezar a testar y a iniciarte, te recomiendo que uses Mailrelay.

Mailrelay:

Mailrelay te da la oportunidad de crear una cuenta gratuita de hasta 15.000 suscriptores y con todas las prestaciones disponibles. Puedes mandar hasta 75.000 emails al mes.

Una vez que sobrepases este número ya tendrás que pagar mensualmente según el número de contactos que tengas.

Conclusión

Como puedes ver, las tres son herramientas muy asequibles incluso si estás empezando y tienes pocos suscriptores.

De hecho, cuantos más tengas, más se encarece el precio.

¿Cuál elijo? Me preguntarás.

Bien, todo depende del uso que le vayas a dar y de tus necesidades.

Si necesitas algo muy básico, no quieres meterte en automatizaciones complejas y quieres empezar a probar, yo te aconsejo Mailrelay. Es una herramienta excelente.

Si vas más en serio y crees que vas a darle mucho uso a las automatizaciones, te recomendaría usar al 100% Active Campaign. Ya te la he estado destripando, y has visto lo genial que es.

Aunque parezca que odio a Mailchimp, no es así. Le tengo bastante cariño porque fue la primera que empecé a usar, y la verdad ha habido muchas mejoras en la herramienta últimamente. Me gusta el tono de los mensajes de marketing de la propia empresa y la atención al cliente en mi caso fue muy buena.

Pero el simple hecho de que te cobre por 2 el mismo suscriptor cuando lo tienes en 2 diferentes listas es algo que yo no entiendo. Por eso mismo, yo no te recomendaría una cuenta de pago en Mailchimp. Porque meter a un suscriptor en dos listas diferentes (puede ser suscriptor pero a la vez cliente, ¿no?) es algo que harás muy frecuentemente.

Y tú, ¿con cuál te quedas?

Si ya estás funcionando con una, ¿cuál usas?

Comparte0Comparte +10Tweet0

Mila Coco | Copywriting y Funnels