¿Tus emails no reciben clics? Te doy las claves para disparar el CTR en email marketing (+2 errores que debes evitar)

Sé por qué estás aquí.

Llevas una temporada enviando emails a tu lista de suscriptores.

Escribir cada uno de ellos te puede llevar horas: le das vueltas y más vueltas a la idea central, barajas 50 líneas de asunto distintas hasta dar con una que te convence, reescribes cada párrafo mil veces... Todo para lograr que sean perfectos.

Pero el resultado siempre es el mismo:

Ni un. Dichoso. Clic.

Por más emails que envías, el CTR no sube ni de casualidad. Y ya no sabes si es que Active Campaign te tiene manía o es que el email marketing no es lo tuyo y te iría mejor plantando berenjenas en el campo.

Relax.

Yo también he pasado por eso y sé por experiencia que no es nada agradable.

Pero también sé, después de unos cuantos años redactando emails y de pegarme unas cuantas tortas, que hay algunas claves (llámalos "trucos", "buenas prácticas" o "sentido común", lo que prefieras) para conseguir que los suscriptores hagan clic en las CTAs de tus emails.

Y eso es lo que te voy a contar en este post.

En concreto aquí te explico:

Prepárate, que se viene una clase magistral sobre CTR. 😉

✅ Qué es el CTR en email marketing

Empiezo por lo básico:

En los emails, el CTR mide qué porcentaje de los usuarios que han abierto tu email han hecho clic en el enlace (o enlaces) que contenía.

Y... ¿es una métrica importante?

No: es absolutamente FUNDAMENTAL.

De hecho, el CTR es una de las métricas que más miramos, junto con la tasa de apertura, en cualquier campaña de email marketing.

Porque una tasa de clics baja significa:

En definitiva, significa que tu email no cumple el objetivo para el que lo has escrito.

NOTA: como ves, en este post me estoy refiriendo en específico al CTR en email marketing, pero ten en cuenta que esta es una métrica que también se usa mucho en publicidad (para controlar cuánta gente hace clic en un anuncio) y en SEO (para medir la tasa de clics en los titles).

✅ Cómo se calcula esta métrica en tus emails

La fórmula es esta:

Clics recibidos / Emails entregados x 100

Es decir, se calcula teniendo en cuenta los emails que han llegado a la bandeja de entrada del usuario, sin contar los rebotes (correos que han acabado en spam, o que no se han entregado porque la bandeja de entrada del receptor estaba llena, etc.).

¿Lo bueno?

Que esto no lo tienes que calcular tú mismo, porque las propias herramientas de email marketing te ofrecen este dato.

Y ahora, una pregunta que sé que te estás haciendo...

👉 ¿Cuánto es un "buen" CTR?

Si me conoces, ya sabrás lo que te voy a responder:

DE-PEN-DE.

Para empezar, el CTR medio puede variar muchísimo de un sector a otro. 

De hecho, aquí tienes un estudio hecho por Mailchimp (una plataforma de email marketing) en el que te resumen el CTR promedio y otras estadísticas divididas por sectores, para que tengas una referencia.

Pero además de esto, el tipo de email que lanzas influye muchísimo.

Y es que no es lo mismo enviar:

Para que te hagas una idea (que sé que te encanta cotillear), te dejo el CTR promedio que consigo con mis emails diarios:

Ojo.

Todas estas cifras te pueden servir como referencia, pero no te obsesiones con ellas.

El objetivo no es alcanzar un CTR medio de un X %, sino ir probando y que veas qué es lo que mejor te funciona a ti.

✅ 2 fallos garrafales que pueden hundir la tasa de clics de tus emails

Y es que hay un detalle muuuuuuuuuuuuuuy importante que muuuuuuuuuuucha gente suele pasar por alto.

Si tu suscriptor no llega ni a ver la llamada a la acción (call to action), lo vas a tener muy difícil para que haga clic, ¿no?

¿Y por qué un suscriptor podría no llegar a ver la CTA?

Por estos 2 motivos:

👉 1. El asunto es tan soso que ni abre el email

Te decía antes que el CTR es el porcentaje de usuarios que reciben tu email, lo abren y hacen clic en el enlace.

Por eso, a veces lo que falla no es el texto del correo ni la CTA, sino que el asunto tiene tan poca chicha que el email pasa sin pena ni gloria por la bandeja de entrada del usuario.

Si es el caso, recuerda:

¿Que tu tasa de apertura ya es lo bastante alta? Entonces pasamos al siguiente punto de la lista.

👉 2. Tus emails son menos interesantes que una patata cocida

Ya está.

Tu suscriptor ha pinchado en el email y ha empezado a leerlo… 

Pero, línea a línea, los ojos se le van cerrando, porque lo que le estás contando es tan aburrido que tiene efecto somnífero.

O peor: has intentado darle un toque original pero se te ha ido la mano, y el resultado es un texto sin pies ni cabeza, con un montón de ideas deslavazadas e imposible de entender.

En los dos casos el resultado es el mismo: el lector cierra la ventanita del navegador y a otra cosa.

Y lógicamente, olvídate de que clique en la CTA del correo.

¿Qué puedes hacer para evitarlo?

Te parecerán consejos muy básicos, pero ni te imaginas la de veces que me he topado con estos fallos corrigiendo emails de los alumnos de Email Attack. 

✅ 4 claves para hacer CTAs irresistibles y que tus suscriptores te desgasten los enlaces a base de clics

Sobre llamadas a la acción podría escribir un capítulo entero de un libro (en realidad lo he hecho; concretamente, el capítulo 11 de Email Attack). 

Y es que son una pieza clave para aumentar el CTR.

Es lógico: por muy bueno que sea tu email, si al llegar al final no le dejas claro al usuario qué quieres que haga a continuación, pues… no hará nada.

Cerrará el navegador y seguirá con su vida.

Pero es que tampoco basta con poner un enlace o un botón y ala, a recibir clics como locos. Ojalá fuera tan fácil...

Para que tus CTAs sean efectivas, hay un par de cosillas que debes tener en cuenta.

👉 1. Mejor pocas que muchas

Este fallo lo hemos cometido todos.

Metemos chorrocientos enlaces pensando que, a más opciones le demos al lector, más probable es que haga clic en alguno.

Y lo que ocurre es justo lo contrario: hay tantísimas CTAs que el lector "no las ves", las obvia.

Por eso, recuerda:

Vale, ya sabes cuántas meter. Pero también hay que saber redactarlas. 😉

👉 2. “Y si hago clic aquí… ¿qué pasa?

La pregunta que tu suscriptor nunca debería hacerse. 

Una CTA tiene que ser directa, y dejarle claro al usuario qué va a ocurrir si pincha en ella. Me refiero a que no hagas promesas vagas como: “Si quieres solucionar tu problema con X, haz clic aquí”.

Vale, pero… ¿qué me voy a encontrar si lo hago? ¿Me vas a vender tu servicio? ¿Un curso? ¿Es un enlace a un post? 

Si no me lo aclaras, no lo entiendo. Y si no lo entiendo, no hago clic.

Así de simple.

Por eso es importante que uses llamadas a la acción muy específicas, tipo:

La regla es simple: cuanto más mascadito se lo des todo al lector, más posibilidades de que haga clic en tu enlace.

👉 3. Dales variedad (tus suscriptores se aburren de ver siempre lo mismo)

CTAs las hay de muchos tipos.

La más típica es: "Haz clic aquí y accede a XXXX".

Funciona bien, es clara y directa... pero también muy aburrida, porque esa misma fórmula la usan literalmente todas las webs, publicaciones e emails del planeta.

Para darles un poco de juego a tus llamadas a la acción y no sonar como un disco rayado, puedes:

Esos son consejos básicos que siempre te van a ir bien, aunque también te recomiendo que pruebes a hacer otras cosas.

Te pongo un ejemplo:

Este es un trozo del email que envié a mi lista para dirigirles al post que había escrito sobre cómo conseguí que Daniel Throssell se leyese mis emails.

Si te fijas, los enlaces están dentro de un diálogo.

Es una forma de introducir la llamada a la acción de una forma más natural.

Por eso, prueba y mide siempre.

✅ ¿Vas a poner en práctica estas claves para aumentar el CTR de tus emails?

Ya lo ves, la cosa no es nada sencilla.

Hay un montón de factores que entran en juego para conseguir que la persona al otro lado de la pantalla entre en tu email, se lo lea y haga clic en el enlace que le has puesto.

Pero es que ese “clic” es la razón por la que enviamos el email. Es el objetivo que perseguimos.

Así que si el CTR es bajo, eso significa que todo el tiempo y el esfuerzo que has invertido en escribir el email se irá por el coladero.

Para conseguir que hasta el último de tus suscriptores hagan clic, tengo un curso.

Se llama Email Attack. Es un curso en papel que te mando a casa, y en el que te explico literalmente TODO lo que he aprendido sobre email marketing en todos estos años.

En esta página tienes toda la información sobre el curso.

¿Qué me dices? ¿Vas a hacer clic? 😉

Qué es un embudo de ventas y cómo diseñarlo paso a paso (sin volverte loco en el intento)

Vender.

Esa palabra mágica. Es escucharla y se nos pone la piel de gallina.

Y no es para menos, pues tú dependes de tu negocio: hay facturas que pagar, tienes la mala costumbre de comer todos los días y encima te gusta darte el capricho de ducharte con agua caliente.

Ante ese panorama, muchos se obsesionan en conseguir más y más visitas para su web. Pero yo te pregunto... ¿De qué sirve tanto tráfico si no vendes nada?

Es importante que cambies el chip y pienses en cómo convertir esas visitas en posibles clientes.

En este post te explico paso a paso cómo puedes hacerlo mediante un embudo de ventas, para que así aumente tu tasa de conversión y puedas pagar todas tus facturas (y dormir tranquilo por las noches). 😉

¿Preparado para multiplicar tus ventas? Pues empezamos.

 

👉 ¿Qué es un funnel de ventas o embudo?

Empecemos con una definición básica:

Un funnel de ventas o embudo (también verás que lo llaman embudo de conversión) es la representación ficticia de todo el proceso que recorre tu cliente desde que descubre tus servicios o productos por primera vez, hasta que termina comprándote.

¿Suena muy complicado?

La verdad es que es una idea bastante abstracta, así que te lo voy a explicar con un ejemplo más concreto.

 

✅ Ejemplo de qué es un embudo de conversión en la realidad

Imagínate que estás buscando un entrenador personal para aprender a jugar al tenis (me encanta el tenis ❤️️).

No conoces a nadie que conozca a uno, por lo que te pones a buscar por Internet, y así das con la web de distintos entrenadores. Algunos los descartas de inicio porque la web no estaba actualizada desde hacía años,  y con el resto empiezas a bichear.

Se te caen 3 o 4 más (no te generaron mucho feeling), y solo quedan 2 entrenadores.

Te fijas en que uno de ellos regala una guía de iniciación de tenis. Te parece interesante, así que te suscribes para descargártela.

Ese día lo dejas porque ya se ha hecho tarde. 

Sin embargo, al día siguiente, mientras te tomas un descanso a media mañana (que hay que estirar las piernas, ¡hombre!), ves que te ha llegado un email del entrenador del que te suscribiste a su blog. 

Te pregunta si te has leído la guía y te invita a una llamada gratuita por si tienes alguna duda.

La verdad es que te interesa, pero bueno... ya lo pensarás mañana.

Pero al día siguiente te vuelve a mandar otro correo contándote la historia de Mario, uno de sus alumnos. Y, ¡vaya casualidad! Esa persona estaba en el mismo caso que estás tú: te gusta mucho el tenis, pero ya tienes unos años, estás en mala forma y no sabes si vas a aguantar.

A Mario le pasaba lo mismo, pero con el plan gradual que le hizo este entrenador pudo ir incorporando una rutina de entrenamientos poco a poco. Al final del email, te invita de nuevo a que le llames.

Ufff, dudas de nuevo, y no lo haces.

Pero al día siguiente te vuelve a llegar otro email. En él te ofrece hacer un pequeño entrenamiento gratuito de 30 minutos para que veas si puedas aguantar bien el ritmo y si te gusta él como entrenador. 

Esta vez sí llamas. 

Y al final hay venta. 😉

 

✅ Explicación del ejemplo

Antes, en la definición, te decía que un embudo de conversión es la representación del camino que recorre una persona antes de comprar. Fíjate en que lo que te he contado en el ejemplo es justo eso. Todos los pasos que ha dado una persona hasta decidirse a contratar el servicio de un profesional.

Todos estos pasos son la descripción del embudo de ventas de este entrenador de tenis. Es decir, todos los impactos que ha recibido una persona hasta que hemos conseguido que nos compre. 

No te preocupes si todavía no lo terminas de ver claro, porque luego entraré en por qué todo esto es importante. Pero antes, debo aclarar una pregunta que seguro que te estás haciendo.

 

✅ Diferencia entre embudo de ventas y autoresponder: qué no es un funnel

Muchos clientes me contactan pidiéndome "un funnel de ventas" refiriéndose a una campaña de emails. Y es que resulta muy común confundir el embudo de ventas con tener una secuencia de emails automatizados (lo que se conoce como autoresponder).

Sin embargo, estos emails son solo una parte del embudo, nada más. 

El embudo es toda la estrategia general de cómo vamos a captar, activar y vender; mientras que el autoresponder es solo una acción que se da en un momento del funnel.

 

embudo de ventas

👉 Fases de un funnel de venta y cómo trabajarlas para vender más

Estoy segura de que pocas veces compras algo la primera vez que visitas una web. De hecho, no creo que nadie lo haga.

¿Por qué?

Porque no estás seguro de que esa elección sea la mejor.

Necesitas leer, comparar y analizar bien toda la información para poder decidirte.

De ahí que cuando un copywriter trabaja u optimiza un embudo siempre debe tener claro qué tipo de información necesita enviar en cada momento de cara a que la persona avance por el embudo (o lo que es lo mismo, dirigirla hacia la venta).

Por eso siempre menciono las distintas fases que componen un embudo. Normalmente son 3: 

Veamos una por una.

 

1. Top of the Funnel (TOFU): la parte ancha del embudo

Sin tráfico no hay ventas. O dicho de otro modo, si nadie llega a tu web, es muy difícil que puedas vender nada.

Imagínate por un segundo que tienes un negocio de cosmética ecológica. Para lograr visitas, realizas estas acciones:

Necesitas que entre a tu embudo cuanta más gente mejor (ya que eso se traduce en más posibilidades de compra).

Hasta aquí todo bien.

Ahora, sigue imaginando y piensa en Lorena, una chica que quiere aprender a hacerse una crema para la cama con distintas plantas. Lorena se sienta delante del ordenador y busca en Google:

Si te fijas, ella sabe que quiere aprender, pero no tiene muy claro qué información debe buscar. Esto es a lo se denomina la etapa de "consciencia del cliente".

Y esta primera etapa del funnel, se corresponde con este momento. Aquí, la persona está muy fría de cara a la compra, todavía está analizando opciones y leyendo toda la información que puede. 

En definitiva, necesita mucha información para poder avanzar por el funnel.

 

2. Middle of the Funnel (MOFU): la activación y generación de confianza

Llegamos a la parte media del embudo.

¿Recuerdas el ejemplo inicial del entrenador de tenis? La persona se suscribía a su blog para recibir una guía gratuita, lo que hizo que recibiese una serie de emails (sí, automatizados). 😉

Esos emails tienen la función de preparar al lead (al suscriptor) de cara a la venta. Por eso, la información que van a recibir las personas es mucho más específica que la de la primera fase del embudo.

Con ello vamos a:

Por eso, cuando escribo secuencias de email para mis clientes incluyo correos con:

Cuando una persona está valorando comprar algo, baraja distintas opciones. Por eso es tan importante reforzar la autoridad y generar confianza. Queremos que nos vean como la mejor opción (ojo, para esto es muy importante que previamente tengas bien trabajada tu propuesta de valor). 

 

3. Bottom of the Funnel (BOFU): la venta

Al igual que le ocurrió al cliente del entrenador de tenis, Lorena también se ha suscrito a varios blogs de cosmética ecológica. Se ha dado cuenta (gracias a los emails y posts que ha leído) de que puede ahorrar mucho dinero si se hace sus propias cremas, además de los beneficios para la salud.

Y para eso está decidida a comprar un curso online (no tiene mucho tiempo, por lo que así lo hace a su ritmo y tranquila).

Tiene echado el ojo a dos cursos de dos profesionales distintos.

En ambos casos los dos tienen experiencia probada, varios casos de éxito y le generan buen feeling. No sabe por cuál decidirse (aunque va ganando puntos el más barato, claro está). Y empieza a recibir emails sobre los cursos de los dos.

Sin embargo, uno de ellos manda un email donde explica por qué ese curso es perfecto para personas con poco tiempo. Y esa era una de las objeciones que echaban para atrás a Lorena.

El email le explica cómo el curso está desarrollado en un formato de pequeñas lecciones, por lo que no va a necesitar más de 15 minutos al día para poder hacerlo.

La ha convencido.

Hay venta.

Ese no era el curso más barato, pero al resolver la objeción principal de Lorena, ella no tuvo problema en pagar más por adquirirlo. Y es que ahí está la magia de optimizar embudos, gracias a conocer cada vez mejor a nuestro cliente, cada vez podemos hilar más fino y vender más. 😉

 

👉 ¿Listo para lanzarte de cabeza a por tu funnel de ventas?

Pero no como el perrete del gif,  por favor. 😉

Si he escrito este post es con el objetivo de que entiendas mejor qué es un embudo de ventas y que así puedas optimizarlo de cara a conseguir más ventas.

Y si no tienes mucha idea sobre cómo empezar tu funnel o no se te da demasiado bien eso de escribir una secuencia de mails "persuasivos", no te preocupes. Aquí te dejo este regalo: ➡️ una plantilla de email para escribir paso a paso un correo de ventas irresistible.

¿Te ha quedado alguna duda sobre el tema? Si es así me encantará responderla en la sección de comentarios.

Es el momento perfecto para darle vida a tu negocio. ¡Aprovéchalo! 😎👍

Lleva a cabo lanzamientos exitosos de tus productos con el sistema Product Launch Formula

[ratings]

Share0Share +10Tweet0

662.000 resultados tiene la búsqueda “lanzamiento producto internet”.

 Y no es para menos.

Vivir de internet con un blog es el sueño que muchos intentan cumplir, pero que más la mitad probablemente no acaben consiguiendo.

Vender tus propios productos, ya sean servicios, infoproductos, cursos o algo físico, es una de las formas de ganar dinero a través de internet. Pero para darte a conocer al mundo se necesita orquestar un buen lanzamiento. Como el de Antonio G. que acabó ingresando más de 176.000€ en menos de 5 días con su nueva academia de formación.

¿Necesitas tener cientos de miles de suscriptores como Antonio para poder vender exitosamente tu producto en tus lanzamientos?

No, no es necesario.

Y no te lo digo yo. Te lo dice Jeff, que con su pequeña lista de suscriptores, envió un email de 50 palabras y acabó vendiendo 8.000$ en menos de 1 hora. Y todo ello desde el sótano de su casa.

¿Fantasía? Bueno… Juzga por ti mismo.

¿Qué es el Product Launch Formula de Jeff Walker?

Jeff Walker, su creador, lo define como un sistema para tener a tu audiencia comprometida, enganchada y enamorada de tu negocio o producto para que incluso antes de sacarlo al público, tus suscriptores ya te pidan comprarlo.

Esta afirmación puede sonar un poco a fantasma vendehúmos, pero créeme, Walker ha ganado y ha hecho ganar millones de dólares con este sistema.

Antonio G. de hecho lo siguió para el lanzamiento de su último curso, y ya has visto las cifras.

Como es algo que está en boga de todos, me he leído el libro del autor y te voy a enseñar en qué consiste esto del Product Launch Formula (PLF a partir de ahora).

Jeff Walker con su libro Product Launch Formula.

Antes de nada, tienes que saber que el sistema se estructura en varias partes. Digamos que a la hora de lanzar tu producto pasas por una serie de fases:

Pre-prelanzamiento

Prelanzamiento

Lanzamiento

Post-lanzamiento

Invalid shortcode parameters

Pero antes…

Antes de nada, voy a destacar 2 ideas importantes y que tienes que tener muy en cuenta:

1.  Si quieres que tu marca y negocio sean memorables, tu mensaje de marketing tiene que contar una historia.

Una historia atractiva sobre tus productos y servicios y por qué son importantes para tu audiencia. Y todo eso lo contarás a lo largo del PLF.

2.  Jeff Walker hace hincapié en la importancia de usar los disparadores mentales para la venta.

¿Cuáles son?

✓ Autoridad.

La gente suele seguir a otras personas en posición de autoridad. Como cuando vemos un médico en bata blanca. Normalmente le escuchamos y nos tomamos en serio su recomendación.

El disparador de autoridad nos ayuda a acortar nuestro proceso de decisión. Cada día tomamos miles de pequeñas decisiones, y seguir a personas con autoridad es una forma en la que nuestro cerebro ha evolucionado para hacer estas decisiones más eficientes.

Crear autoridad no es tan difícil y el PLF es genial para hacerlo. El simple hecho de compartir contenido de calidad nos genera autoridad de manera automática.

 Reciprocidad.

Es la idea de que si alguien nos da algo, nos sentimos obligados a devolvérselo.

Durante el PLF estás todo el rato regalando a la gente información gratis. Así es como creas un gran sentimiento de reciprocidad. Cuanto mejor sea el contenido que regalas, mayor será ese sentimiento de reciprocidad.

Confianza.

Es uno de los atajos más potentes para influenciar en otra persona.  Si quieres que alguien haga algo (que te compre), es mucho más fácil si confía en ti.

¿Cómo lo consigo con la competencia que hay y sabiendo que mi audiencia está expuesta a miles de mensajes diarios donde intentan influir en ellos?

Con el tiempo. El PLF te da tiempo para construir esa relación con tu audiencia, algo que los anuncios efímeros (como Facebook Ads) no te dan.

✓ Expectativas.

En inglés, Anticipation. Digamos que Walker lo usa como ese sentimiento ansioso por algo que va a pasar en un futuro cercano. Como cuando éramos niños y esperábamos el día de nuestro cumpleaños o el último día de clase antes de las vacaciones.

Aunque seamos adultos, tenemos esos mismos sentimientos. Y eso es lo que tienes que conseguir: que tu audiencia marque en el calendario el día de tu lanzamiento para comprar tu producto.

Simpatía.

Está demostrado que somos más influenciables por personas que nos caen bien que por aquellas a las que detestamos. Piensa en aquellos participantes de debates políticos de tertulias televisivas que tanto odias… ¿A que no coincidirías con él/ella ni aunque llevase la razón de manera obvia?

¿Cómo te conviertes en una persona más simpática y que cae bien? Haciendo cosas que gustan: siendo generoso, amable…

Con el PLF lo puedes conseguir, pues estarás dando gratis contenido valioso a tu audiencia, además de contestar a las preguntas de tu audiencia. Y todas estas acciones te hacen más “simpático”.

Eventos.

Cuando conviertes tu marketing en un evento, lo conviertes en algo magnético. A la gente le encanta los eventos porque se siente parte de algo más grande que ellos mismos.

Comunidad.

Actuamos tal y como creemos que la gente de nuestra comunidad lo hace. Puedes construir tu propia comunidad online y que interactúe con tus propias normas (comparte el contenido, deja comentarios, aporta feedback…).

Scarcity o urgencia/escasez.

Es tan simple como que cuando hay menos, queremos más.

¿Por qué la gente valora más los diamantes que el carbón? A pesar de que ambos están compuestos solo por carbono (aunque la disposición de las partículas es distinta).

Con el scarcity lo que haces es forzar al cliente a tomar una decisión.

La gran mayoría de la gente pospondrá la acción y decisión si le das a elegir, especialmente si se trata de gastar dinero. Pero con el elemento de scarcity, o decides, o pierdes una oportunidad.

Por eso para tu lanzamiento tienes que usar la escasez. Tienen que haber consecuencias negativas para los compradores si no actúan antes de que se termine tu lanzamiento (perder el descuento, el bonus, la oportunidad de adquirir tu producto…)

Prueba social.

Si vemos a personas hacer algo, nos sentiremos inclinados a hacer esa acción también.

Somos criaturas sociales y estamos continuamente influenciados por lo que otras personas hacen. Como cuando visitas alguna web para ver los comentarios y opiniones de otros comensales del restaurante al que planeas ir. O cuando te descargas una app, o ves un tutorial en Youtube y te encuentras mirando los comentarios de la gente incluso antes de ver el vídeo.

Yo cada vez soy más consciente de esto. En situaciones de eventos donde hay comida en la mesa y nadie está comiendo todavía, prueba a ser el primero en acercarte y empezar a comer. Verás como poco a poco un pequeño grupo de personas se te irán uniendo. ¡Yo lo he probado y funciona!

Pre-prelanzamiento: Tus primeras preguntas importantes.

En este fase es donde comienzas a conectar con tu audiencia y atraer su interés sin intentar venderles nada. El pre-prelanzamiento también sirve para ver las primeras objeciones de compra.

Con 1 o 2 emails te bastará para atraer su curiosidad sobre tu nuevo producto y hacerles algunas preguntas a tus suscriptores. Pero además de eso, según Walker, antes de enviar esos correos tienes que hacerte 10 preguntas.

Así que siéntate, tómate tu tiempo y anota tus respuestas:

✓ ¿Cómo puedo hacer saber a la gente que algo interesante está a punto de llegar, sin que tengan la sensación de que les estoy vendiendo algo?

En cuanto la gente sienta que les quieres vender algo, perderán interés en ti. Así que la idea es crear una conversación sobre tu producto sin venderlo.

✓ ¿Cómo puedo hacer que sientan curiosidad?

Si eres capaz de generar curiosidad continuamente, conseguirás que sientan interés durante todo el lanzamiento.

✓ ¿Cómo puedo conseguir su ayuda para crear el producto? ¿Cómo lo puedo hacer colaborativo?

Esto es importante porque la gente apoyará las cosas que han ayudado a crear. Si eres capaz de hacer sentir a tu audiencia comprometida, como si fueran parte esencial del proceso, los habrás convertido de leads a animadores con pompones.

✓ ¿Cómo puedo saber cuáles son sus objeciones con respecto a este producto?

Para eso está el pre-prelanzamiento. Para empezar la conversación con tu audiencia a través de algún correo y obtener datos a partir de ahí.

✓ ¿Cómo puedo hacer que esto sea divertido, con humor y hasta excitante?

Intenta hacer reír a tu audiencia y transmitirle emociones positivas.

✓ ¿Cómo puedo sobresalir en un mercado tan saturado?

La clave está en que tu audiencia se sienta comprometida (engagement). Así que para destacar haz algo un pelín diferente al resto.

✓ ¿Cómo quiere mi mercado que les venda?

Es decir, qué problemas tiene y por tanto qué soluciones busca.

✓ ¿Cómo puedo averiguar mi oferta exacta?

Necesitas crear una gran oferta, si no, no funcionará el sistema PLF.

Así que el orden del pre-prelanzamiento es el siguiente:

1.Responde a las 10 preguntas anteriores.

2.Envía 1 o 2 emails a tus suscriptores para preguntar sus objeciones sobre el producto que estás creando. Pídeles que respondan a tu correo, o que rellenen el cuestionario que has creado.

Puedes mencionar que estás en medio de construir algo nuevo, pero no intentes venderles nada. Déjales con la curiosidad.

Prelanzamiento: Regala contenido que enamore.

Ahora toca enganchar a tu audiencia e irlos guiando hacia la venta poco a poco.

¿Cómo?

Regalando contenido gratuito de alta calidad.

Ten en cuenta que tiene que ser atractivo para captar el interés de tu audiencia, y además debes contestar a las preguntas de:

¿por qué debería tu audiencia importarle?

 ¿Por qué debería gastar su tiempo en tus vídeos y dedicarte atención?

Vale, y tú me preguntarás: ¿Y cómo consigo yo esto?

Con el elemento de CAMBIO o TRANSFORMACIÓN.

Enfoca el mensaje en que ayudas a la gente a tener ese cambio, esa transformación que tanto anhelan. Es decir, le quitas algún dolor a tu cliente o le aportas algún tipo de placer. La gente quiere comprar un resultado. No están interesados tanto en la herramienta o el producto en sí.

La herramienta solo es un significado de conseguir un resultado deseado. Y ese resultado es lo que tú le quieres vender.

Una vez que tengas claro esto, empiezas a liberar 3 contenidos durante 5-12 días en formato de webinars, posts o pdf.

Además el prelanzamiento se usa para activar disparadores mentales como autoridad, prueba social, sentimiento de comunidad, anticipación y reciprocidad. Y haces todo eso mientras que respondes a las objeciones de compra.

En este vídeo te explico la estructura del prelanzamiento en detalle:

Un ejemplo muy interesante en el libro de Product Launch Formula es el de el malabarista Barry.

Este hombre sufre un grave accidente de bici. Al verse sin poder volver a usar las manos para su trabajo, empieza a enseñar a otros artistas a crear un negocio sólido.

Durante su primer vídeo de prelanzamiento habla sobre cómo tiene los mismos sueños, miedos y aspiraciones que su audiencia. Después menciona la oportunidad de construir un negocio e ingresos serios.

Aquí es donde está el Cambio con mayúsculas.

Crea credibilidad y afinidad y enviando un mensaje inspirador. Además aporta gran valor porque les demuestra a su audiencia que es posible crear un negocio como artista. Ser un artista bien pagado es algo que se podía aprender según Barry.

Por último enseña las técnicas de marketing que funcionan para montar un buen negocio como artista.

Ojo, ¿te da miedo ofrecer mucho contenido bueno y que no te compren después porque ya no te necesitan? Según Jeff eso no es nunca un problema, el problema es no dar información lo suficientemente interesante.

Bien, ahora que ya hemos visto el lanzamiento, el siguiente paso es abrir tu carrito de compra y enviar a tu tráfico a una página de ventas.

Lanzamiento: ¡Es el gran día!

 ¡Por fin llegó el día de lanzar tu producto!

Acabas de abrir tu carrito de compra, así que después de trabajar mucho en la fase de prelanzamiento, ahora es el turno de enviar varios correos de venta a tu lista.

Pero antes de nada necesitas tener una buena página de ventas. Una vez que la tengas lista, tienes que enviar un primer email a tu lista diciendo que ya pueden comprar tu súper producto.

¿Cómo sería la estructura de emails que tienes que enviar en esta fase de lanzamiento?

- 1º correo en el día 1: abres tu carrito de compra y hablas de los beneficios que va a obtener tu suscriptor si compra el curso.

2º correo en el día 2: Usa la prueba social. Menciona la enorme respuesta de tu lista frente al lanzamiento y cómo has ayudado a antiguos alumnos (si los tienes).

- 3º correo en el día 3: Contesta objeciones de compra frente a tu producto. Desde el precio, pasando por la garantía, hasta las cosas que no incluye tu producto.

- 4º email en el día 4: Envía un correo advirtiendo que cierras en 24 horas, que los bonus se terminan, que el precio sube… Crea scarcity real.

- 5º y 6º email en el Día 5: Manda 2 emails, uno por la mañana y otro unas 8-6 horas antes de cerrar tu carrito de compra.

Mantén el carrito abierto unos 5 días y deja desde el minuto 0 muy claro que va a haber una consecuencia negativa si la gente no compra. Es decir, que algo malo pasará porque perderán algo si no lo adquieren en el tiempo estipulado. Eso es lo que crea urgencia y será el elemento que aumente tus ventas exponencialmente.

¿Qué consecuencias negativas pueden ser?

✓ El precio sube.

✓ Lo bonus desaparecen.

✓ La oferta se va (cierras puertas).

También puedes incluso combinar los tres elementos en el mismo lanzamiento.

Post-lanzamiento: Todavía te queda trabajo que hacer.

¿Crees que ya habías terminado?

Te queda un paso más: el post-lanzamiento.

En esta fase (la más corta) tienes que enviar una serie de emails a tus nuevos clientes y a los no compradores.

Envíale una pequeña secuencia de varios correos a tus nuevos clientes para no enfriar la relación.

Además, un truco muy eficaz es regalar 2 o 3 bonus sorpresa a tus nuevos clientes. Esto es, contenido del que nunca antes le habías hablado en tu lanzamiento y que le regalas justo después de que te haya comprado.

¿Y las personas que no te han comprado?

No te olvides de los suscriptores que no te compraron. Pueden ser leads muy interesantes para un futuro, así que dedícales también tu tiempo para agradecerles su participación, o preguntarles qué les frenó a la hora de comprarte.

¿Qué pasa cuando no tienes un producto que vender y tampoco una lista de suscriptores?

¿Este sistema también es para gente que empieza desde 0?

Sí.

Hay una adaptación del PLF para gente que está empezando y que también quiere vender su producto (aunque todavía ni lo tenga).

¿Quieres saber más sobre este tipo de lanzamiento especial?

Deja tu correo para que te envíe el pequeño ebook que he creado sobre este lanzamiento desde 0.

Invalid shortcode parameters

Opinión personal: ¿Es plata todo lo que reluce...?

¿... O hay que darle brillo con un paño?

Empiezo diciendo que el libro me ha gustado mucho.

Aunque no todo son halagos.

Hay que sacar el paño, el agua caliente y la sal para poner a relucir la plata.

Y es que a pesar de que hay varias joyas informativas a lo largo de la lectura, más de la mitad del libro no es teoría. Y la mayor parte de ese “relleno” son ejemplos inspiradores, pero que no dejan de ser eso.

Inspiradores y punto. No es que aprendas mucho más sobre ellos.

Es decir, son casos de éxito de personas que empiezan sin un duro, o con una necesidad terrible de vender su producto, y al final usando el PLF ganan muchísimo dinero. Pero aparte de describir cada caso particular, no entra en detalles de qué contenido aportaron para que tuvieran tanto éxito (a excepción del caso del malabarista).

Sin duda este libro está creado como un incentivo para acabar comprando su curso PLF (de casi 2.000$) si quieres aprender de verdad a hacer un lanzamiento exitoso de 0 a 100.

¿Por qué?

Porque es bastante genérico en la parte teórica. Se queda en la superficie y si ya has hecho algún lanzamiento antes o has sido testigo (suscriptor) de muchos, las lecciones a veces te resultarán un poco básicas.

Eso sí, a mí me ha resultado por lo general muy interesante y está claro que he disfrutado leyéndolo.

Es tu turno...

Ahora que ya tienes un esquema de cómo hacer tus lanzamientos, cuéntame en qué fase estás tú.

¿Ya tienes tu producto listo para lanzarse? ¿Todavía no has empezado con ello? ¿O en cambio, ya has hecho algún lanzamiento? 🙂

Mila Coco | Copywriting y Funnels