hello world!

Me acuerdo de que en la famosa reunión con Pepe, (el cliente del que te hablé ayer), éste me invadió a preguntas.

Que si cómo conseguía aumentar el ROI de su curso.

Que si qué emails tenía que tener para el lanzamiento que quería hacer.

Que si en el PLF que tenía pensado hacer iba a crear un grupo de Facebook y no sé qué más, que cómo lo veía yo eso.

Y así un largo etcétera.

Me había dicho que su problema era que no vendía su curso, y que por eso quería hacer un lanzamiento con cuatro vídeos a lo grande.

Yo en cambio le dije que para qué iba a hacer eso.

Tsss.

Que eso era mucho riesgo y que podía no salirle bien. Que porqué no le escribíamos una secuencia de emails de venta a su lista de 15.000 personas primero y que con el dinero que facturase ya se podrían hacer otras inversiones y tomar otras acciones.

Hasta le dibujé un pequeño mapa de los emails que podía enviar a su lista.

De hecho, esto  lo explico en el capítulo 17 del curso Email Attack.

Pero eso no le gustó.

Ni un poquito solo.

Él seguía erre que erre en que lo más sensato era perder 20.000 euros, así que siguió haciéndome preguntas sobre el lanzamiento.

Me miraba con ojos de incredulidad todo el rato.

Y yo solo pensaba: 

“Pobre alma cándida. Se va a pegar un tortazo, que no se lo va a creer ni él.”

Pero él seguía mirándome con ojos de incredulidad durante toda la reunión.

Son esos ojos de incredulidad que tiene la gente cuando le dices algo y no te creen para nada lo que les estás diciendo.

Te miran como diciéndote:

Estás crazy como un cencerro.

Esos mismos ojos de incertidumbre que tú me pones cuando te digo que mi curso Email Attack es la mejor inversión que puedes hacer para tu negocio ahora mismo.

Y yo sé (después de lidiar con muchos clientes cabezones como Pepe) que eso se remedia de una forma.

De una sola forma:

Con. Una. Batalla. De. Gallos

Jaja

Es broma, es broma. 🤪

Con una batalla de gallos, no. Pero con una batalla de Preguntas VS Respuestas, sí.

Es decir, una batalla donde:

Tú preguntas.

Y yo respondo.

A ver quién convence a quién.

¿Aceptas el reto?

¿Sí?

¡Já! Te vas a enterar de lo que vale un peine.

Así por lo menos dejarás de mirarme con esa cara de incertidumbre*.

*Escepticismo, duda, sospecha, desconfianza.

OK.

Vamos allá.

ROUND #1:

Tinggggg (sonido de la campana).

TÚ- Venga Mila (dices mientras te arremangas y pones cara de persona seria), a ver lo que vales:

¿De verdad merece la pena gastarme 95 euros en un curso de email marketing hoy en día? ¿Me lo estás diciendo en serio?

YO- Mira. Te voy a ser sincera.

Si te haces esta pregunta en serio, seguramente no. No te merezca la pena. Y lo mejor es que directamente dejes tu plaza para las otras 15 personas que no se hagan esta pregunta.

Verás…

Este curso es para personas que quieren aprender a vender más con sus emails.

Personas que tienen un negocio, una lista de suscriptores (da igual si es pequeña) y que necesitan una guía clara de cómo diantres escribir emails que no sean:

Y sí.

La verdad es que aprender a hacer todo eso por tan solo 95 euros, es una ganga.

ROUND #2:

Tinggggg (sonido de la campana).

TÚ- Ehmm... Bueno, eso me convence un poco. Pero, escucha: Yo lo que no entiendo es si de verdad voy a ser capaz de escribir por mi cuenta los emails. Si no se me da nada bien y no me gusta hacerlo.

 ¿¡Cómo voy a escribir emails que vendan?! 

¿Qué me dices a eso, eh, listilla?

YO- No te preocupes, que para eso está justamente este curso.

Para que asientas todas las bases sobre el email marketing, y que aprendas de forma real a escribir tus propias secuencias y campañas de emails.

Eso sí.

Vas a tener que trabajar y practicar mucho. No vas a aprender a escribir emails por ciencia infusa.

ROUND #3:

Tinggggg (sonido de la campana).

TÚ- Jolines qué buena eres, jodía. Vale, aquí va mi última pregunta, a ver si esta vez eres te sales con la tuya:

¿No voy a ser muy invasivo y atosigar a mis suscriptores si envío muchos emails?

YO- Pues no tiene por qué.

Si los escribes bien, entretienes y aportas valor, no serás nunca invasivo.

No sé por qué, pero hay una extraña creencia en que si envías emails donde vendes algo, van a ser igual que los que envía Media Markt.

Emails que lo único que hacen es decirte que la mejor oferta que tienen ahora mismo disponible es una afeitadora de la marca Braun por tan solo 55 euros.

Y eso…

Pues no aporta valor.

No entretiene.

Y tampoco está bien escrito.

Y claro, es normal que ese tipo de emails  invadan y caigan a spam.

Si un email es malo, siempre va a invadir. La gente siempre se cansará. Y acabará desuscribiéndose.

Porque eso no es construir una relación.

Eso es incordiar.

Dar por saco.

Y el email marketing (el bueno y el que te enseño en Email Attack) se basa en construir una relación duradera y a largo plazo con tu audiencia. Y para sacarle todo el provecho, todo el jugo a esa relación, hace falta tiempo y dedicación.

Y no enviar emails donde lo más importante que tienes que decir es que vendes una afeitadora a 55 euros.

La gente no te compra mágicamente. 

Te compra porque confía en ti, porque sabe que le vas a aportar mucho valor y porque cree que tú eres la mejor opción de entre toda la competencia que hay ahí fuera.

Y todo eso se puede conseguir con el email marketing (el bueno y el que te enseño en Email Attack).

(Tú te quedas en silencio un rato absorbiendo mis palabras).

TÚ- Ok, ok. Me rindo. Me rindo. Se te da demasiado bien este juego. La verdad es que me has convencido. Tienes toda la razón del mundo. Voy directamente a comprar Email Attack. Nos vemos dentro del curso y ahí ya me enseñas todo lo que necesito saber sobre email marketing.

P.D. Ehm, oye...

¿En serio?

¿Eso era lo mejor que lo podías hacer?

Bueno, al final resulta que no has sido tan cabezón como Pepe.

Eso me gusta. 😁

Sobre todo si voy a tenerte entre los primeros 15 alumnos de mi curso Email Attack.

¿Qué? ¿Qué me dices?

¿Que todavía no has entrado al curso?

Pero…

¡¡¡Que me dijiste que te rendías y que ibas a entrar!!! 🙄

En fin.

Tú verás lo que haces, pero yo solo te digo que hay 15 plazas y que después subiré el precio a 150 euros (más impuestos).

Así que…

Puedes esperar a que valga 150 euros. O puedes pagar solo 95 euros (más impuestos) y reservar una de las 15 plazas haciendo clic en este botón.

¿Qué?

¿Todavía estás aquí?

¡Ahh! Que te ha gustado el email. ¿Y el curso también?

Ahm, vale, vale.

Veengaaa.

OK. Va. Voy a ser buena.

Si te quieres apuntar a la lista de espera y poder acceder a una de las 15 plazas del curso Email Attack, haz clic en el botón de abajo para apuntarte a la lista prioritaria y poder comprar el curso por 95 EUR + impuestos.

© 2022 Mila Coco
Desarrollo por MKTN
Desarrollo personalizado de sitios web, escuelas y membresías, clic para saber cómo.
Mila Coco | Copywriting y Funnels linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram