hello world!
Estamos a 27 de diciembre de 2021.

Y aunque es una fecha un poco extraña...

Es la cena de navidad de marketeros e influencers.

Muchos de los grandes del mundo del marketing estamos hoy aquí reunidos en una sala VIP para celeb…

—Tssss… Tsss… Eh, Mila. ¡Chist!, Mila. Ven aquí.


Un susurro a mi espalda interrumpe el discurso narrativo inicial que te estaba dando (sí, a ti que me estás leyendo).

Así que con una bandeja de quesos en una mano y una botella de champán en la otra, me giro al escuchar a alguien llamar mi nombre.

Genial.

Es Daniel Throssell.

Está sentado en una esquina de la mesa, mirándome con cara sospechosa. No sé qué quiere, pero mi intuición femenina me dice que va a pedirme algo.


—¡Ah, Daniel! ¿Por qué hablas tan bajito? Anda, ayúdame a poner comida en la mesa, ¿quieres?

—Déjate de comida, Mila. Tú y yo tenemos un plan. Tenemos que convencer a toda esta gente que el email marketing es la estrategia más importante del mundo —dice muy serio.


¿Ves?

Mi intuición femenino no falla.

No me da tiempo ni a responderle, porque acto seguido, Throssell desaparece con su copa de whisky en la mano.


—Aish, este Throssell… siempre planeando batallas —digo moviendo la cabeza.


Mientras dejo el queso en una mesa y empiezo a ver cómo va eso de abrir un champán sin asesinar a ninguna bombilla, veo por el rabillo del ojo a...

... Vilma Núñez y a Maider Tomasena.

Las dos están discutiendo de manera acalorada qué anuncios son buenos y cuáles no.

—Yo a esta campaña chatarra la mando directa al cementerio de campañas fallidas. ¡Qué digo al cementerio!… ¡A LA GUILLOTINAAAA! No debería ni estar circulando —exclama Vilma con el pelo alborotado.

(Si no entiendes la broma, sal de debajo de la piedra y mira este vídeo).

Genial, ya lo que me faltaba. 🤦‍♀️

Una discusión sobre anuncios. Estos marketeros no pueden estarse quietos ni un solo minuto.

De repente, y antes de que yo pueda intervenir, entre la discusión aparece Daniel Throssell con un grito de guerra:

—No tenéis ni idea majas. Los anuncios no sirven para NADA. Lo mejor son los emails. ¡AUPA EL EMAIL MARKETING!

Maider y Vilma se quedan patidifusas.


A la izquierda de Vilma, están...

Javi Pastor y Cova Díaz.


Los dos están debatiendo sobre si la palabra “webinar” se escribía así, o si originalmente era “webiner”.

Cova, que yo zé que como ahturiana tú tó lo terminá en “e”, pishita, pero que tú mantiendah a mí. Que ezo no eh ají —dice Javi acalorado.

Throssell vuelve a aparecer:

—Emails, chicos. Olvidaos de los webinars. El email marketing es el futuro.


A estas alturas, yo ya estoy empezando a apuntarme mentalmente ciertas normas sobre cenas navideñas.

Regla número 1 para cenas navideñas: no pelees con un gaditano.
Regla número 2: tampoco te pelees con un asturiane.
Y regla número 3: vigila siempre de cerca a un australiano por si las cosas empiezan a torcerse.


Entre tanta discusión, decido que es mejor ir poniendo champán para relajar los ánimos. Así que cojo la botella y me dirijo a un tercer grupo:

Èlia Guardiola y Anne Igartiburu.


La primera le está contando a la segunda cómo usar el storytelling para sus campanadas de 2022, y la segunda me mira con cara de “pero qué carajote me está contando esta mujer”.

—Ah, hola Èlia, hola Anne. ¿Un poquito de champán?

Mientras sirvo el champán y reprimo mis ganas de pedirle un autógrafo a Anne, reaparece Throssell con la misma cantinela de antes.

—Champán no, Mila. Háblale de los emails. El email marketing.

Yo le miro con mirada asesina.
😒
Él se retira.
Creo que ha captado el mensaje.

Bastante jaleo tengo ya como para tener que lidiar con esto.

Y es que el panorama es el siguiente:

A mi izquierda tengo a...
Miguel Florido y Rubén Máñez,
hablando de cuál es la mejor receta del arroz al senyoret.

A mi derecha tengo a...
Romuald Fons y Chuiso,
discutiendo sobre la muerte inminente del black hat en SEO.

Y unos metros más allá, tengo a...
Jaime Altozano (YouTuber musical), y a Joan y Jorge de Putos Modernos,
hablando sobre Vivaldi.

—Que sí, chicos, que el Vivaldi era un borrachuzo. Todas sus Cuatro estaciones hablaban de cómo se emborrachaban los campesinos en las fiestas —exclama Jaime en un severo estado de Allegro molto vivace.

—Oh, oh, espera. Ya tengo nuestro nuevo cartel de Putos Modernos en la cabeza. Será así:




Ejem…

🤔

¿Te suena a raro todo esto?

Pues sí, oye, seguramente lo sea. Es un escenario peculiar, digámoslo así.

Pero lo importante es que lo raro mola, claro que sí. Y como mola, pues la siguiente persona invitada eres tú.

Sí, TÚ, la persona que me está leyendo.

Apareces de repente en la sala y haces acto de presencia con un supertraje, que ni la Carolina Herrera con el Massimo Dutti juntos.

—Ehm, ¿la fiesta de marketeros e influencers VIP es aquí? —preguntas.

Yo te dejo entrar.

—Sí, sí, pasa, pasa. Al final se han juntado más personas de la cuenta y tal, pero oye, tú como en casa, eh.

Al verme, te quedas en estado de shock y exclamas un “¡¡¿Mila Coco?!!” con los ojos como platos. Pero cuando ves al resto de personas, tu estado de shock pasa a catarsis profunda.

Te me desmayas en los brazos y los dos vamos al suelo.

¡PUMM!

Ante el ruido, todos dejan de pelearse y se reúnen alrededor para ver qué ha pasado.

Tú te despiertas y es tal la impresión de estar rodeado de tanta gente, que con un hilo de voz alcanzas a decir:

—P-pee… pero, ¿qu-qué hago yo aquí rodeada de tanta gente importante?

Ufff…

Todos respiramos aliviados.

—Menos mal que estás bien —dice Anne mientras te da la mano para que te levantes del suelo.

—Nada de cracks, nada de altares. Somos todos como tú —exclama Vilma.

—Yo empesé trabahando po doh duroh —dice Javi.

—Y yo era la persona con menos perfil emprendedor del mundo entero. Tímida, introvertida y con muchos miedos. Y mírame dónde he llegado —digo.

—Si nosotros hemos podido, ¿por qué no vas a poder tú? —replica Cova.

—Lo importante es que creas en ti y que te rodees de gente guay —comenta Jaime.

—Hala, venga, dejémonos de discursitos. Brindemos todos juntos —digo con ímpetu.

—SIIII, enseñémosle cómo nos divertimos aquí —grita Throssell con una copa de Macallan en la mano.


Y así, entre todos gritamos un gran:

🥂 CHIN CHINNNNNN 🥂


Yo te deseo todo lo mejor para estas fiestas, y un feliz y próspero email marketing año.

Un abrazo,
Mila

P. D. Por cierto, si ahora mismo estás en tu sofá riéndote y pensando: 

“Oh Mila, esta vez sí que te has superado”

Te diré una cosa…

Tal y como te he dicho antes, tú también puedes escribir emails de este estilo.

Me refiero a emails que enganchen, que hagan vibrar y que saquen más de una sonrisa a tus clientes.

En mi curso Email Attack, desde el capítulo 1 hasta el capítulo 17, está plagado de grandes lecciones sobre email marketing.

 

Cosas como:


  • La razón por la que mandar newsletters sin sustancia está matando lentamente a tu lista.
  • Los 2 puntos por los que el email marketing es mucho más que mandar emails (y que nadie cumple).
  • 13 razones por las que nadie lee, ni leerá tus emails (por mucho que te esfuerces).
  • Los 5 tipos de emails que puedes mandar más allá de la típica newsletter sin chicha y sin limoná.
  • Qué trabajo clave tienes que hacer antes de ponerte a escribir y por qué aumentará tanto tus ventas.
  • Un cambio de mentalidad muy importante y rentable con respecto a la longitud de tus correos.
  • Mi visión de por qué tus emails apestan y son más asépticos que una canica transparente
  • Todos los emails que puedes (y tienes) que mandar a lo largo de la vida de tu suscriptor.
  • 2 formas de escribir emails con historias y hacer transiciones espectaculares hacia la venta (ojo, esto no te lo enseña nadie. En más de un curso de email marketing he visto que literalmente lo único que dicen es que “escribas la historia y después vendas”. Y no es por nada, pero esas instrucciones, bajo mi punto de vista, son pésimas).

 

Así que vente pa’ la fiesta y brinda conmigo un buen chin, chin.

© 2022 Mila Coco
Desarrollo por MKTN
Desarrollo personalizado de sitios web, escuelas y membresías, clic para saber cómo.
Mila Coco | Copywriting y Funnels linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram